'  '












 'BugTraq:   '



Rambler's Top100



:

:


 

Centro de Mediacin y Arbitraje de la OMPI

 

DECISION DEL PANEL ADMINISTRATIVO

Gestevisin Telecinco, S.A. v. Javier Sard

Caso N D2000-0780

 

1. Las Partes

La Parte Demandante es la sociedad GESTEVISION TELECINCO, S.A., una sociedad annima organizada y existente de conformidad con las leyes de España y domiciliada en Carretera de Irn Km. 11,700, 28049 Madrid, España (la "Demandante"), representada por el señor Ralph Seel, domiciliado en la ciudad de Madrid, España, quien acta en calidad de apoderado.

La Parte Demandada es el presunto señor "Javier Sard", presuntamente ciudadano Español, presuntamente domiciliado en calle Marte 666, Marcianopolis, Marte 31337, España (el "Demandado").

 

2. El Nombre de Dominio y el Registrador

El nombre de dominio objeto de este procedimiento es "cronicas-marcianas.com", registrado a nombre del "Demandado" en Network Solutions, Inc., una sociedad organizada y existente de conformidad con las leyes del Estado de Delaware, Estados Unidos de Amrica, con domicilio en la ciudad de Herndon, Estado de Virginia, Estados Unidos de Amrica (el "Registrador").

 

3. Curso del Procedimiento

El 12 de julio de 2000, el Centro de Arbitraje y Mediacin de la OMPI (el "Centro"), recibi por va electrnica una demanda de acuerdo a la Poltica Uniforme de Solucin de Controversias en Materia de Nombres de Dominio de la ICANN (la "Poltica"), el Reglamento de la Poltica Uniforme de Solucin de Controversias en Materia de Nombres de Dominio (el "Reglamento"), aprobados por la ICANN el 24 de octubre de 1999, y el Reglamento Adicional del Centro de Arbitraje y Mediacin de la OMPI (el "Reglamento Adicional"). Posteriormente, el 14 de julio de 2000, el "Centro" recibi la demanda en copia de papel, con sus anexos.

El 21 de julio de 2000, el "Centro" acuso recibo de la demanda, y con fecha 26 de julio de 2000, recibi la notificacin de la verificacin de el "Registrador". Con fecha 18 de septiembre de 2000 se dio inicio al procedimiento, notificando la demanda a el "Demandado". No habindose dado contestacin a la demanda, con fecha 12 de octubre se acus la inexistencia de escrito de contestacin a la demanda.

Despus de recibir la declaracin de independencia e imparcialidad de Mauricio Jalife, el 27 de octubre de 2000, el "Centro" lo design como Panel Administrativo ("Panel"), comunicando la designacin a las partes y fijando plazo hasta el 9 de noviembre de 2000 para que el "Panel" enve la decisin al "Centro". El "Panel" fue por lo tanto constituido de acuerdo a la "Poltica" y su "Reglamento".

El 6 de noviembre de 2000, el "Panel" recibi el original de los documentos del procedimiento, y la prueba de la "Demandante", consistente en un vdeo en formato VHS.

El "Panel" coincide con el "Centro" en cuanto a que la demanda ha cumplido con todos los requisitos formales que fijan la "Poltica" y el "Reglamento".

 

4. Antecedentes de Hecho

El "Panel", ante lo afirmado en la demanda y por los documentos respectivos agregados, tampoco cuestionados, tiene por acreditados los siguientes hechos:

La "Demandante" es una empresa legalmente constituida de conformidad a las leyes de España. La "Demandante", de conformidad con su objeto social, presta de manera regular servicios relativos a la produccin y difusin de programas de televisin.

La "Demandante" es titular en España de los registros de la marca CRONICAS MARCIANAS, bajo los nmeros de registro 2.107.328, en clase 38, y 2.107.329 en clase 41. Por tratarse de un programa de televisin difundido en canales abiertos de televisin, es de considerarse que la marca "CRONICAS MARCIANAS" es un signo distintivo al menos conocido, y que dicho conocimiento es resultado del esfuerzo comercial de la "Demandante".

Asimismo, es de considerarse que corresponden a la "Demandante" los derechos autorales que derivan de la existencia de los programas de televisin producidos bajo este ttulo, probndose en el procedimiento la existencia de la obra y operando a favor de la "Demandante" la presuncin de ser titular de dichos derechos.

 

5. Alegatos de las Partes

5.1 Demanda

Afirma la "Demandante":

PRIMERO.- El demandante tiene derechos sobre el nombre de dominio objeto de este procedimiento al ser titular de los signos distintivos que se relacionan seguidamente:

● Registro de marca n 2.107.328 CRONICAS MARCIANAS en clase 38

● Registro de marca n 2.107.329 CRONICAS MARCIANAS en clase 41

Se aportan adjunto a la presente, como Anexo B, fotocopias de los certificados-ttulo de los registros de marca reseñados expedidos por la Oficina Española de Patentes y Marcas. Como Anexo C se aporta adjunto fotocopia de la inscripcin en el Organismo citado de esos signos distintivos a favor de mi representada.

A primera vista se observa que el nombre de dominio CRONICAS-MARCIANAS es absolutamente idntico a los signos distintivos cuya titularidad ostenta la demandante, no solo fontica sino tambin grficamente.

Por otro lado, el demandante tiene derechos sobre el nombre de dominio en pugna al ser la productora y con ello titular del programa de televisin denominado CRONICAS MARCIANAS. Se aporta adjunto a la presente demanda como Anexo D copia del contrato que acredita que la demandante es titular de todos los derechos de Propiedad Industrial, Intelectual y de Imagen sobre el programa televisivo en cuestin.

Adems se aporta adjunto a la presente demanda como Anexo E una cinta videogrfica de una emisin del citado programa, en el que se aprecia de forma destacada ese ttulo de CRONICAS MARCIANAS en la emisin difundida por el canal de televisin TELE 5.

Dicho programa se emiti por primera vez el 8 de septiembre de 1997 a las 23.45 horas y se emite en la actualidad de Lunes a Jueves a las 23.50 horas, tal y como se refleja en el certificado del Departamento de Programacin de TELE5 que figura en Anexo F.

El programa tiene adems una gran aceptacin entre el pblico en general, llegando a tener una audiencia media de 1.656.000 espectadores en el año 2000, que supone casi un 30% de los televidentes, todo ello de acuerdo con la estadstica elaborada por la Direccin de Marketing de TELE5 que tambin se adjunta como Anexo G.

Siendo la cadena de televisin TELE5 una emisora no codificada, ni de pago, sino en abierto y generalista, entiende esta parte, que el Juzgador de este procedimiento debe de considerar la denominacin CRONICAS MARCIANAS como un signo distintivo al menos conocido, por no decir notorio.

SEGUNDO.- El demandado no posee intereses legtimos sobre el nombre de dominio cuya titularidad aqu se impugna.

El registro del nombre de dominio objeto de este procedimiento administrativo es de fecha posterior a la emisin del primer programa de CRONICAS MARCIANAS, ya que, tal y como se ha acreditado arriba, el primer programa se emiti con fecha 8 de septiembre de 1997, mientras que el registro del dominio no se produjo hasta el da 25 de marzo de 2000.

Igualmente el nombre de dominio "cronicas-marcianas.com" es posterior incluso a la concesin de los registros de marca de idntica denominacin en clases 38 y 41 del Nomenclator Internacional, que se produjeron los das 20 de enero y 20 de mayo de 1998, respectivamente.

Teniendo en cuenta lo expuesto, no cabe duda que el ahora demandado no ha realizado ningn esfuerzo creativo a la hora de elegir el nombre de dominio que aqu se disputa, ya que existiendo una infinidad de denominaciones de fantasa para titular su sitio web, no se le ha ocurrido nada ms original que usar una denominacin ya conocida.

Considerando adems que el demandado no ha creado ninguna actividad propia que justifique el uso de esa denominacin por su parte, tal y como se expondr a continuacin, inevitablemente se tiene que llegar a la conclusin que el ahora titular del dominio carece de legtimos derechos sobre el mismo.

TERCERO.- El nombre de dominio ha sido registrado y estn siendo usado de mala fe.

El demandado no ha tenido en el pasado, ni tiene en la actualidad ninguna relacin de ningn tipo con mi representada que le autorice al uso de la denominacin CRONICAS MARCIANAS, ni que le haya permitido nunca la utilizacin de esa denominacin para cualquier actividad.

Tampoco el demandado utiliza el dominio "cronicas-marcianas.com" de forma alguna que justifique la tenencia o registro de los mismos a su nombre. De hecho el demandado, no utiliza los nombres de dominio, ya que bajo ese dominio se encuentra un sitio web supuestamente en fase de elaboracin. Por otro lado, el demandado no desarrolla ninguna actividad comercial o publicitaria que explique el uso precisamente del nombre de dominio "cronicas-marcianas.com".

Pero, sobre todo, demuestra la mala fe del demandado su negativa de facilitar una direccin de contacto y un nombre reales. Es evidente, por una parte. que la direccin c/Marte 666, Marcianopolis, Marte 31337 es de fantasa. Por otro lado, entiende esta parte que "Javier Sard", tambin puede ser un nombre ficticio, ya que coincide casi literalmente con el del conocido presentador del programa Cronicas Marcianas, D. JAVIER SARDA. Parece, por todo ello, que el demandado pretende ocultar su identidad, con el fin de evitar una persecucin judicial por parte del legitimo titular del nombre de dominio que es mi representada.

Por ltimo, es preciso reseñar en este punto, que el demandado, al ser contactado por esta parte, tal y como se acredita en la copia del correo electrnico enviado y que se adjunta como ANEXO H, ofreci telefnicamente a mi mandante la venta del nombre de dominio por un valor que no solo supera los costos diversos que estn relacionados directamente con el nombre de dominio, sino que supera con creces el coste del presente procedimiento administrativo.

Y todo lo expuesto se basa en los siguientes

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Primero.- Cumplimiento de las normas del Reglamento y del Reglamento Adicional

A tenor de lo anteriormente expuesto, se cumplen las normas de procedimiento establecidas por el ICANN y los requisitos para poder acudir a los mismos:

- Identidad del nombre de dominio con las marcas registradas del demandante y el nombre del programa televisivo, causando as una clara confusin al usuario.

- El demandado no tiene ningn derecho exclusivo ni de cualquier otro tipo sobre dicho nombre de dominio.

- El dominio objeto del litigio se ha registrado y se usa de mala fe, ya que el demandante intenta aprovecharse econmicamente del grado de conocimiento del programa televisivo con idntico ttulo al nombre de dominio en pugna.

Igualmente, entre las resoluciones dictadas al amparo del procedimiento de resolucin de controversias entre nombres de dominio y marcas a travs de la OMPI, existen pronunciamientos que afirman que el uso de una denominacin notoria amparada por una marca constituye un uso de mala fe por parte de su titular.

Cito a estos efectos la resolucin no. D2000-0018 Banco Español de Crdito S.A. v. Miguel Duarte Perry Vidal Taveira. En este pronunciamiento el Panelista nico consider lo siguiente:

"Teniendo en cuenta que el propio demandado reconoce el uso de los dominios "banesto.org" y "banesto.net", solicitando al Centro de Arbitraje de la OMPI que se decrete - la continuidad en el uso de los nombres de dominio "banesto.org" y "banesto.net" a mi mandante su actual titular - teniendo esa circunstancia por el demandado, y de la previa noticia de la existencia de la marca BANESTO, y las circunstancias que se dan en relacin con el resultado de los intentos de acceder a los dominios "banesto.org" y "banesto.net", se considera probada la existencia de un uso de los mismos de mala fe.

Slo si se hubiera adoptado una poltica activa de no uso de los dominios "banesto.org" y "banesto.net", en un caso en el que tales dominios reproducen una marca notoria y de lato renombre, o que el uso realizado, siempre que hubiera existido en el solicitante un inters legtimo o un derecho de uso de la denominacin, fuera de carcter no comercial ni atentatorio contra la marca BANESTO, se podra entender no recurrente el requisito de un uso de mala fe."

Segundo.- Violacin de las Leyes de Marcas y de Propiedad Intelectual Españolas

A esta litis tambin son de aplicacin las Leyes de Marcas y Propiedad Intelectual Españolas, al tratarse de un conflicto sobre Derechos de Propiedad Industrial e Intelectual que, al amparo de lo dispuesto en el artculo 10 apartado 4 del Cdigo Civil, se protegern en territorio español, lugar en el que precisamente ambas partes son residentes, tal y como ya se ha señalado arriba.

Ahora bien, entiende esta parte que se ha producido una violacin del derecho exclusivo que se le reconoce en el artculo 30 de la Ley de Marcas 32/88 de 10 de noviembre que determina que:

"El registro de la marca confiere a su titular el derecho exclusivo de utilizarla en el trfico econmico".

Este monopolio de explotacin de la denominacin registrada le confiere a su titular un ius prohibendi de acuerdo con el artculo 31 que establece que:

"El titular de la marca registrada podr ejercitar las acciones del art. 35 de la presente Ley frente a los terceros que utilicen en el trfico econmico, sin su consentimiento, una marca o signo idntico o semejante para distinguir productos o servicios similares, cuando la semejanza entre los signos y la similitud entre los productos o servicios pueda inducir a errores.

Cuando se cumplan las condiciones enumeradas en el prrafo anterior podr prohibirse, en especial:

a) Poner el signo en los productos o en su presentacin

b) Ofrecer los productos, comercializarlos o almacenarlos con este fin u ofrecer o prestar servicios con el signo

c) Importar los productos, exportar o someterlos a cualquier otro rgimen aduanero como, por ejemplo, el trnsito o el depsito."

Este derecho al uso exclusivo se entiende otorgado para proceder no slo contra marcas iguales o semejantes, sino tambin para hacerlo contra cualquier otra modalidad de uso de la denominacin, ya sea como signo distintivo de propiedad industrial, razn social que designe una empresa, o un nombre de dominio.

As, por ejemplo, lo entendi el Tribunal Supremo en una Sentencia de 16 de julio de 1985 (RA 1985/4092) en una pugna entre la marca Domestos y la denominacin social posterior Domestos S.A. que las mismas eran incompatibles, ya que

".la obligada interpretacin teleolgica que impone la coordinacin de las dos normativas en juego Ley de Sociedades Annimas y rectora de la Propiedad Industrial- en cuanto tienden ambas a evitar el riesgo de error o confusin que, tanto entre personas jurdicas como entre sus actividades y productos, pueda producirse, en perjuicio general, por la denominacin coincidente, es este caso indiscutible, entre una marca y una denominacin social, cuando aqulla ampara la comercializacin de los mismos productos que constituyen el objeto social de la annima, cuya idntica designacin puede, adems, encubrir un acto de apropiatorio de los derechos adquiridos, por la ms antigua denominacin por cierto de pura fantasa- a la par de un aprovechamiento de los beneficios derivados del esfuerzo ajeno."

Este mismo principio general debe de regir en el caso de conflicto entre marcas y nombres de dominio idnticos, ya que surgen los mismos problemas de confusin para los consumidores y usuarios en general.

As lo ha interpretado tambin el Juzgado de Primera Instancia n 36 de Barcelona en su Sentencia de 26 de junio de 1998 en un litigio entre la marca NEXUS y el nombre de dominio NEXUS.ES, cuando dicta en los Fundamentos de Derecho:

" Si se accede a travs de buscadores, entonces ya pueden aparecer dudas o confusiones al existir dos entidades dedicadas al mismo negocio y que el inicio del nombre es exactamente igual. Por lo tanto, el informe pericial es concluyente, confirmando que el empleo indebido por la demandada de la marca registrada por la actora, tanto en Internet como en Infova, provoca confusin en el usuario. Todo ello ha de conducir inexorablemente a la estimacin de la demanda, condenando a la demandada, de conformidad con lo dispuesto en los arts. 35 y 36 de la Ley de Marcas, a que cese en el uso del nombre NEXUS en sus comunicaciones por las vas mencionadas."

Y as tambin lo ha previsto el artculo 34.3 d) del Anteproyecto de la Ley de Marcas español, tal y como se divulg el 8 de noviembre de 1999, tras su insercin en la pgina web de la Oficina Española de Patentes y Marcas, que establece que podr prohibirse, en especial:

"Utilizar el signo en los documentos mercantiles y la publicidad o en redes de comunicacin telemticas, y en particular, como nombre de dominio."

A mayor abundamiento estima esta parte que la utilizacin de la denominacin como nombre de dominio supone una violacin de la Ley de Propiedad Intelectual 1/1996 de 12 de abril.

En concreto, al utilizarse el ttulo del programa CRONICAS MARCIANAS sin la correspondiente autorizacin, se ha violado el artculo 17 de la citada Ley que dicta:

"Corresponde al autor el ejercicio exclusivo de los derechos de explotacin de su obra en cualquier forma y, en especial, los derechos de reproduccin, distribucin, comunicacin pblica y transformacin, que no podrn ser realizadas sin su autorizacin, salvo en los casos previstos en la Ley."

Y ello, por que tal y como establece el artculo 10 apartado 2 de la Ley de Propiedad Intelectual citada

"El ttulo de una obra, cuando sea original, quedar protegido como parte de ella."

Todos los derechos de explotacin sobre la obra corresponden adems a mi mandante por ser la productora de la obra en virtud de lo dispuesto en el artculo 88 apartado 1 prrafo 1 de la Ley de Propiedad Intelectual referida que dicta:

"Sin perjuicio de los derechos que corresponden a los autores, por el contrato de produccin de la obra audiovisual se presumirn cedidos en exclusiva al productor, con las limitaciones establecidas en este ttulo, los derechos de reproduccin, distribucin y comunicacin pblica, as como los de doblaje o subtitulado de la obra."

En consecuencia, al utilizarse el ttulo de la obra sin el correspondiente permiso de la demandante se han infringido los derechos de autor de la misma.

5.2 Contestacin de la Demanda

Con fecha 12 de octubre de 2000, el "Centro" formul el acuse de ausencia de escrito de contestacin, por lo que la Demanda se entiende como legalmente notificada, y por perdido el derecho de el "Demandado" a producir su contestacin.

 

6. Debate y Conclusiones

6.1 Normas aplicables

El artculo 15 literal a) del "Reglamento" ordena al "Panel" tomar su decisin sobre la base de:

6.1.1 Las manifestaciones y los documentos presentados por las partes;

6.1.2 Lo dispuesto en la "Poltica" y en el propio "Reglamento";

6.1.3 De acuerdo con cualesquiera reglas y principios de derecho, que el "Panel" considere aplicables.

La versin 5.0 del acuerdo de registro ("service agreement") del "Registrador" incluye la "Poltica" en vigencia para el "Registrador". Ello obliga al "Demandado" a sujetarse a este procedimiento de acuerdo a dicha "Poltica" y a su "Reglamento".

Por otra parte, siendo el "Demandado" y la "Demandante" de nacionalidad española y teniendo en cuenta que dicho pas es miembro, entre otros Tratados, del Convenio de Pars para la Proteccin de la Propiedad Industrial, resulta ste aplicable en sus artculos 10 bis 3) 1).

El artculo 4 literal a) de la "Poltica" establece de manera expresa las controversias aplicables al procedimiento administrativo obligatorio, en los siguientes trminos:

"a. Controversias aplicables. Usted estar obligado a someterse a un procedimiento administrativo obligatorio en caso de que un tercero (un "demandante") sostenga ante el proveedor competente, en cumplimiento del Reglamento, que:

"i) usted posee un nombre de dominio idntico o similar hasta el punto de crear confusin con respecto a una marca de productos o de servicios sobre la que el demandante tiene derechos;

"ii) usted no tiene derechos o intereses legtimos respecto del nombre de dominio; y

"iii) usted posee un nombre de dominio que ha sido registrado y se utiliza de mala fe."

En aplicacin de los lineamientos citados, a continuacin el "Panel" estudiar y evaluar los hechos y las alegaciones que constan en el proceso.

Asimismo, es claro que resultan aplicables las diversas disposiciones de la legislacin española en materia de propiedad intelectual que reconocen exclusividad a los signos distintivos registrados, as como a los titulares respecto de las obras de todo gnero.

6.2 Identidad o Similitud Confundible

Alega la "Demandante" que el nombre de dominio "CRONICAS-MARCIANAS.COM", registrado por el "Demandado" es idntico a la marca sobre la que ella tiene derechos preexistentes.

Es evidente la coincidencia que entre las denominaciones se presenta en los aspectos fontico, visual e ideolgico, ya que las nicas diferencias perceptibles son las siguientes: el guin que aparece entre las palabras "Crnicas" y "Marcianas", el cual de ninguna manera introduce elementos de diferenciacin, ya que es un signo fontica e ideolgicamente inocuo, mientras que visualmente es poco significativo.

Por lo que hace al trmino ".com", como se sabe, el mismo es una expresin genrica ineludible para los nombres de dominio de connotacin comercial o empresarial, por lo que no añade ninguna distintividad al nombre de dominio controvertido, resultando entonces que entre las marcas registradas propiedad de la "Demandante" y el referido nombre de dominio, existe similitud en grado de confusin.

6.3 Derechos e Intereses Legtimos Respecto del Nombre de Dominio

Acerca de la legitimidad respecto del nombre de dominio que pudiere corresponder a el "Demandado", cabe en primera instancia señalar que la ausencia de contestacin a la demanda debe tener por aceptados los hechos narrados en la demanda, y al mismo

tiempo, exhibe que el "Demandado" carece de intereses o derechos respecto de dicho nombre, al no presentar argumentos de defensa.

Es adems un hecho que no debe pasar inadvertido al "Panel", el que el "Demandado" haya designado como domicilio uno que es claramente ficticio, arbitrario y hasta cmico, en pretendida concordancia con la propia temtica que el nombre de dominio "crnicas-marcianas.com" sugiere.

Asimismo, el hecho de que el propio nombre del registrante y "Demandado", "Javier Sard", coincida con el del conductor del propio programa de televisin "Crnicas Marcianas" que es producido y difundido por la "Demandante", hace presumir que dicho nombre es una imitacin alusiva al programa de la "demandante", y que, por tanto, existe mala fe en la adopcin y registro del mismo.

Este "Panel" ha tenido a la vista el video que contiene el programa de televisin producido por la "Demandante" bajo el ttulo Crnicas Marcianas, constatando lo afirmado por la "Demandante" en su demanda.

La "Demandante" alega que el "Demandado" no tiene derechos o intereses legtimos sobre el nombre de dominio "crnicas-marcianas.com", toda vez que ste le corresponde a ella en razn de que el mismo hace alusin al ttulo del programa de televisin que produce y difunde, as como a las marcas de las que es propietaria. Esto no ha sido controvertido por el "Demandado", como era su obligacin conforme al artculo 4 literal c) de la "Poltica".

El artculo 4 literal c) de la "Poltica" establece varias maneras como el "Demandado" puede demostrar sus derechos y sus legtimos intereses sobre el nombre de dominio al responder la demanda, señalando las siguientes:

"i) antes de haber recibido cualquier aviso de la controversia, usted ha utilizado el nombre de dominio, o ha efectuado preparativos demostrables para su utilizacin, o un nombre correspondiente al nombre de dominio en relacin con una oferta de buena fe de productos o servicios; o

"ii) usted (en calidad de particular, empresa u otra organizacin) ha sido conocido corrientemente por el nombre de dominio, aun cuando no haya adquirido derechos de marcas de productos o servicios; o

"iii) usted hace un uso legtimo y leal o no comercial del nombre de dominio, sin intencin de desviar a los consumidores de manera equvoca o de empañar el buen nombre de la marca de productos o de servicios en cuestin con nimo de lucro."

El "Demandado" no dio contestacin a la demanda, por lo que no existen argumentos, defensas, intereses o derechos que resulten oponibles a los derechos que la "Demandante" ha acreditado poseer respecto de la marca y ttulo "Crnicas Marcianas".

En el mbito de la competencia desleal, el artculo 10 bis numeral 1) del Convenio de Pars para la Proteccin de la Propiedad Industrial, prohbe los actos de confusin en los siguientes trminos:

"En particular debern prohibirse:

"1) Cualquier acto capaz de crear confusin, por cualquier medio que sea, respecto del establecimiento, los productos o la actividad industrial y comercial"

Adems, el "Demandado" no ha utilizado nunca, ni utiliza actualmente la denominacin "crnicas-marcianas.com" para llevar a cabo alguna oferta de productos o servicios. Ello se aprecia particularmente al tratar de acceder al sitio "www.cronicas-marcianas.com". En efecto, tal y como se expuso atrs, el "Panel" intent el ingreso el 6 de noviembre de 2000, a dicha pgina y ha encontrado que la misma no se encuentra en uso.

Teniendo en cuenta que la "Demandante" no ha otorgado licencia al "Demandado" para el uso de sus marcas "Crnicas Marcianas" o para registrar un nombre de dominio que incluya dicha expresin, as como el hecho de que la expresin "Crnicas Marcianas"no se acredita que guarda relacin con el nombre o las actividades del "Demandado", por lo que el "Panel" determina que el "Demandado" carece de derechos e intereses legtimos sobre el nombre de dominio "CRONICAS-MARCIANAS.COM".

6.4 Registro de Mala Fe

Hecho el anterior prembulo, la "Demandante" afirma que el dominio "crnicas-marcianas.com" ha sido registrado de mala fe, ya que constituye una infraccin de los derechos de propiedad intelectual de la "Demandante" sobre sus marcas y ttulo de obra, generando un obstculo para efectos de la presencia en Internet de sta, atendiendo particularmente que la "Demandada" carece de derecho o inters legtimo para registrar o emplear dicho nombre de dominio, lo que confirma al haber omitido presentar en tiempo su contestacin a la demanda.

En adicin, es de considerar que la inexistencia manifiesta del domicilio fsico de el "Demandado", as como la muy presumible inexistencia de la propia persona fsica designada como registrante del nombre de dominio controvertido, se interpreta por el "Panel" como prueba de la mala fe del registrante al haber optado por registrar dicho nombre de dominio bajo circunstancia falsas como las mencionadas, y en abierta amenaza de violacin a los derechos marcarios y autorales de el "Demandante".

Al respecto, el "Panel" considera relevante tener en cuenta la opinin del Panelista Unico, Roberto A. Bianchi, quien en la decisin del Panel Administrativo presentado ante el Centro de Arbitraje y Mediacin de la OMPI en el caso No. D2000-0143, señal lo siguiente:

"Por otra parte, mantener meses despus del registro el sitio "en construccin" cuando el nombre de dominio es idntico o confundiblemente similar a la marca de vinos del demandante muy conocida en el pas demandado y provocando la posibilidad de confusin a los navegantes de la WEB que deseen conectarse con el sitio del demandante sin aclararles que su conexin no se ha hecho con un sitio del demandante- representa un uso evidente de la mala fe. En consecuencia, el "Panel" determina que el nombre de dominio "raimat.com" ha sido usado y se usa de mala fe por el demandado."

Bajo este criterio, el uso de mala fe no debe ser circunscrito a un obrar positivo, sino ampliado a una falta de uso. Es as, como es posible que dadas las circunstancias, la inactividad del "Demandado" pueda llevar a considerar que se encuentra usando el nombre de dominio de mala fe. As fue reconocido por el Panel Administrativo en el caso No. D2000-003, a propsito del registro del nombre de dominio "telstra.org". Adicionalmente, el artculo 4 literal b) de la "Poltica" reconoce expresamente que la enumeracin de las pruebas del registro y utilizacin de mala fe es de tipo enunciativo, por cuanto dispone: "las circunstancias siguientes, entre otras,..."

El "Panel" considera por lo tanto, que en el caso en cuestin, la falta de uso del nombre de dominio "cronicas-marcianas.com" por parte del "Demandado", sin la debida justificacin por parte del mismo, pone de presente un uso de mala fe.

 

7. Decisin

El "Panel" ha determinado que el nombre de dominio "cronicas-marcianas.com" es similar en grado de confusin a las preexistentes marcas y ttulo de obra CRONICAS MARCIANAS de la "Demandante". Asimismo, el "Panel" ha determinado que el "Demandado" carece de derechos e intereses legtimos respecto de dicho nombre de dominio. El "Panel" tambin ha determinado que el registro de dicho nombre de dominio por el "Demandado" ha sido efectuado de mala fe y que la falta de uso del nombre de dominio por parte de ste es una conducta que tiene una clara connotacin de mala fe. Asimismo, la falsedad que representa la designacin de domicilio del "Demandado", as como la presuncin de la inexistencia de la persona fsica registrante, son indicios que conducen a considerar que el registro ha sido efectuado de mala fe.

Por todo ello y conforme a los artculos 4 literal i) y 15 de la "Poltica" y el "Reglamento" respectivamente, el "Panel" resuelve ordenar que el registro del nombre de dominio "cronicas-marcianas.com" sea transferido a la "Demandante", GESTEVISION TELECINCO, S.A..

 


 

Mauricio Jalife
Panelista Unico

9 de Noviembre del 2000

 

: http://www.internet-law.ru/intlaw/udrp/2000/d2000-0780.html

 

:

 


 

:


ArtStyle Group

!

, , .

, .