'  '












 'BugTraq:   '



Rambler's Top100



:

:


 

Centro de Mediacin y Arbitraje de la OMPI

 

DECISION DEL PANEL ADMINISTRATIVO

Sinteplast S.A. v. Pablo Pablo, d/b/a P.S.

Caso N D2000-0815

 

1. Las Partes

La Parte Demandante es la sociedad SINTEPLAST S.A., una sociedad annima organizada y existente de conformidad con las leyes de la Repblica Argentina y domiciliada en la ciudad de Buenos Aires, Repblica Argentina (la "Demandante"), representada legalmente por el señor RUBEN OSVALDO RODRÍGUEZ, quien acta en su calidad de Presidente y Representante Legal, de conformidad con la documentacin allegada por la "Demandante". A requerimiento de la "Demandante", sta acta en el presente proceso a travs de sus abogados ALBERTO R. BERTON-MORENO, JR. y ENRIQUE JOSE FRANCISCO GATTI, en virtud del poder general judicial y de gestiones administrativas otorgado por la "Demandante", presentado como prueba mediante comunicacin remitida por la "Demandante" al "Centro" el 20 de septiembre de 2000, a requerimiento del "Panel".

La Parte Demandada es PABLO PABLO, d/b/a P.S., quien figura en la base de datos del "Registrador" como P.S. o PABLO PABLO, con residencia en 777 Brickell Ave., Miami, Fl. 33131, U.S.A. (el "Demandado"). Segn la informacin adicional aportada por la "Demandante" en el escrito de demanda, aparentemente el nombre real del "Demandado" es PABLO SALVO, quien reside en Flix de Olazbal 3115, 10 Piso B, 1428, Buenos Aires, Argentina.

 

2. El Nombre de Dominio y el Registrador

El nombre de dominio objeto de este procedimiento es sinteplast.com, registrado a nombre del "Demandado" en Network Solutions, Inc., una sociedad organizada y existente de conformidad con las leyes del Estado de Delaware, Estados Unidos de Amrica, con domicilio en la ciudad de Herndon, Estado de Virginia, Estados Unidos de Amrica (el "Registrador").

 

3. Curso del Procedimiento

El 18 de julio de 2000, el Centro de Arbitraje y Mediacin de la OMPI (el "Centro"), recibi por va electrnica una demanda de acuerdo a la Poltica Uniforme de Solucin de Controversias en Materia de Nombres de Dominio, adoptada por la ICANN el 26 de agosto de 1999 (la "Poltica"), el Reglamento de la Poltica Uniforme de Solucin de Controversias en Materia de Nombres de Dominio (el "Reglamento"), aprobado por la ICANN el 24 de octubre de 1999, y el Reglamento Adicional del Centro de Arbitraje y Mediacin de la OMPI (el "Reglamento Adicional"), en vigor desde el 1 de diciembre de 1999. Posteriormente, el 21 de julio de 2000, el "Centro" recibi la demanda y sus anexos en un original y tres copias. En la misma fecha, el "Centro" acus recibo de la documentacin recibida mediante mensaje electrnico enviado a la "Demandante".

El 25 de julio de 2000, el "Centro", por va electrnica, requiri a la "Demandante" para que aportara una copia adicional en papel de la demanda y sus anexos. La "Demandante", mediante mensaje electrnico enviado en la misma fecha, confirm el envo de la copia requerida por el "Centro".

El 24 de julio de 2000, el "Centro" requiri al "Registrador" la confirmacin de los datos del registro del dominio sinteplast.com.

El 28 de julio de 2000, el "Centro" recibi de parte de la "Demandante" la copia solicitada de la demanda junto con los anexos respectivos.

El 31 de julio de 2000, el "Registrador" confirm que tena registrado el nombre de dominio sinteplast.com, que como su titular figuraba el "Demandado", que estaba vigente el acuerdo de servicio versin 5.0 y que el dominio tena el status de "activo".

El 2 de agosto de 2000, el "Centro" notific la demanda al "Demandado", junto con la notificacin de comienzo del procedimiento administrativo, siendo la fecha lmite para presentar la contestacin a la demanda el 21 de agosto de 2000. El 23 de agosto de 2000, el "Centro" notific a las partes la falta de contestacin de la demanda por parte del "Demandado".

Despus de recibir la declaracin de independencia e imparcialidad de Fernando Triana, el 4 de septiembre de 2000, el "Centro" notific a las partes su designacin como Panel Administrativo ("Panel"), fijando plazo hasta el 18 de septiembre de 2000, para que el "Panel" enve la decisin al "Centro". El "Panel" fue por lo tanto constituido de acuerdo a la "Poltica" y su "Reglamento".

Por va electrnica, el 7 de septiembre de 2000, el "Demandado" remiti al "Centro" la respuesta a la demanda, por fuera del trmino fijado por el "Centro" para estos fines, solicitando al "Panel" la denegacin de las pretensiones de la "Demandante". Esta comunicacin fue puesta en conocimiento del "Panel" el 14 de septiembre de 2000, mediante mensaje electrnico.

El "Panel", mediante comunicacin transmitida al "Centro" el 8 de septiembre de 2000, le solicit a la "Demandante" pruebas adicionales de los hechos contenidos en su escrito de demanda. Debido a la antedicha peticin, se dispuso una prrroga del trmino para emitir el fallo, hasta tanto el "Panel" recibiera todos los documentos solicitados. De igual forma, el "Panel" dispuso que el idioma del procedimiento administrativo sera el español, de conformidad con el artculo 11, literal a) del "Reglamento". La determinacin fue tomada por las siguientes razones:

∙ Segn la informacin contenida en el expediente, el domicilio de la "Demandante" y, aparentemente, uno de los domicilios del "Demandado", es la Repblica Argentina.

∙ El idioma oficial de la Repblica Argentina, es el español.

∙ Varias de las pruebas presentadas con la demanda estn escritas en idioma español.

∙ Para fallar el presente caso, adems de del las normas propias del presente procedimiento administrativo tal y como la Poltica Uniforme de Solucin de Controversias en materia de Nombres de Dominio y su Reglamento, se hace necesario utilizar ciertas normas del derecho argentino.

El 14 de septiembre de 2000, el "Centro" corri traslado a las partes de la anterior comunicacin. En la misma fecha, la "Demandante" acus recibo del requerimiento del "Panel. El 20 de septiembre de 2000, la parte "Demandante" envi por va electrnica al "Centro" su respuesta al requerimiento del "Panel", y anunci que el mismo da haba enviado copia de papel y anexos por correo al "Centro". El "Centro" recibi la anterior documentacin el 25 de septiembre de 2000, y mediante e-mail enviado al "Panel" el 26 de septiembre de 2000, le inform el envo en dicha fecha, por correo urgente, de los documentos. Este envo fue recibido por el "Panel" el 2 de octubre de 2000.

Por otra parte, el 21 de septiembre de 2000, el "Centro" solicit al "Panel" aclaracin con respecto a la decisin de cambio del idioma del procedimiento. El "Panel" envi su respuesta al "Centro" por va electrnica el mismo da.

El 22 de septiembre de 2000, el "Centro" transmiti al "Panel" una comunicacin del "Demandado" fechada el 21 de septiembre de 2000, en la que manifiesta su desacuerdo con el cambio del idioma del procedimiento. El "Panel" envi la respuesta a la comunicacin del "Demandado" en la misma fecha, explicando nuevamente las razones de su decisin, manifestando su disposicin de revisar su decisin, siempre y cuando el "Demandado" remitiera copia de algn documento de identificacin en donde constara su nacionalidad, ciudad y pas de nacimiento.

El 2 de octubre de 2000, el "Centro" remiti al "Panel" una nueva comunicacin del "Demandado", en la que reitera su inconformidad con la decisin del "Panel" de fijar como idioma del procedimiento el español, y se pronuncia sobre las pruebas aportadas por la "Demandante" en respuesta al requerimiento del "Panel". No obstante lo solicitado por el "Panel" en su comunicacin del 21 de septiembre, el "Demandado" no aport copia de su documento de identificacin en donde consten su nacionalidad, ciudad y pas de nacimiento.

El 6 de octubre de 2000, el "Panel" acus recibo de la respuesta de la "Demandante" al requerimiento del "Panel", as como de la comunicacin del "Demandado" del 2 de octubre de 2000, y manifest que, una vez estudiara toda la documentacin recibida, fijara la fecha de emisin de su fallo.

El 12 de octubre de 2000, el "Centro" inform al "Panel" el envo por correo urgente nueva documentacin remitida por la "Demandante" en relacin con sus registros de marca. Esta documentacin fue recibida por e "Panel" el 17 de octubre de 2000.

El 18 de octubre de 2000, el "Panel" comunic al "Centro" que ya contaba con la documentacin necesaria para expedir su fallo y que ste se proferira antes del da 20 de octubre de 2000.

El "Panel" coincide con el "Centro" en cuanto a que la demanda ha cumplido con todos los requisitos formales que fijan la "Poltica" y el "Reglamento".

 

4. Antecedentes de Hecho

El "Panel", teniendo en cuenta que la contestacin de la demanda por parte del "Demandado" fue extempornea, como se analizar en detalle en el punto 5.2. de la presente decisin, slo tendr en cuenta lo afirmado en la demanda y en los documentos respectivos agregados, que no han sido cuestionados, de conformidad con el artculo 5, literal e) del "Reglamento". En consecuencia, tiene por acreditados los siguientes hechos:

La "Demandante" inici sus actividades en la dcada de los 50, y fue constituida en la forma de sociedad annima, el 9 de septiembre de 1976 e inscrita ante el Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Comercial de Registro, bajo el N 4657 del Libro 84 del Tomo "A" de Estatutos de Sociedades Annimas Nacionales. La "Demandante" tiene como objeto social la fabricacin de pinturas especiales para la industria, vivienda y construccin.

La "Demandante" tiene su centro de operaciones en la Repblica Argentina, y en la actualidad posee plantas industriales tanto en Argentina como en Bolivia y Brasil. La empresa goza de reconocimiento en el rea de manufactura de pinturas en pases como Argentina, Brasil, Bolivia, Paraguay y Uruguay. La "Demandante" tambin desarrolla sus actividades a travs de la prestacin de servicios, mediante la implementacin del "Sistema de Color Sinteplast 2000" para uso de los consumidores en los puntos de venta de productos identificados con la marca SINTEPLAST, y de la "DAT - Divisin de Asistencia Tcnica", que provee asistencia profesional a los usuarios de los productos SINTEPLAST.

Desde 1990, la "Demandante" ha obtenido el registro de la marca SINTEPLAST ante el Instituto Nacional de la Propiedad Intelectual de Argentina, en las clases 10 N (antigua), y 1, 2, 4, 19, 22 y 40 Internacionales, as como de las marcas CLUB DE PINTORES SINTEPLAST en las clases 2, 16 y 36 Internacionales. Sobre el registro de las marcas SINTEPLAST GENERACION QUE PINTA BIEN, SINTEPLAST GENERACION QUE PINTA y SI PINTA BIEN ES SINTEPLAST en la clase 2 Internacional, la "Demandante" no present prueba.

De igual forma, ha obtenido el registro de la marca SINTEPLAST en Brasil (clases 02.10 y 02.20), Paraguay (clase 2 Internacional) y Uruguay (clase 2 Internacional), y de la marca CLUB DE PINTORES SINTEPLAST en Bolivia (clases 2, 16 y 36 Internacionales).

La "Demandante" ha realizado publicidad sobre su marca SINTEPLAST por lo menos desde 1959, de acuerdo a las pruebas aportadas por la misma. La "Demandante" produce y comercializa diversos productos identificados con la marca SINTEPLAST, y de los mismos hace amplia publicidad. As mismo, edita publicaciones dirigidas a su clientela, tales como GENERACION y CLUB DE PINTORES SINTEPLAST, promocionando en forma directa sus productos y servicios.

La "Demandante" recibi la certificacin de calidad ISO 9001, otorgada por BUREAU VERITAS QUALITY INTERNATIONAL. De otra parte, otorga garanta de sus productos por un perodo de diez (10) años.

La "Demandante" ofrece sus productos y servicios por medios electrnicos o Internet, utilizando su marca SINTEPLAST. A los servicios prestados por la "Demandante" se puede acceder en la pgina web: www.sinteplast.com .ar.

De acuerdo con las manifestaciones de la "Demandante" y lo confirmado por el "Registrador" al "Centro", el "Demandado" es titular del nombre de dominioSINTEPLAST.COM desde el 22 de julio de 1999, vigente hasta el 22 de julio de 2001.

Este "Panel", ingres al sitio www., el 8 de septiembre de 2000, y pudo comprobar que el "Demandado" no se encontraba utilizando su nombre de dominio, pues slo aparecan las expresiones "COMING SOON" y "CONSTRUCTION". Sin embargo, el 20 de septiembre de 2000, el "Panel" pudo comprobar que el sitio www.sinteplast.com presentaba un contenido diferente, bajo el ttulo "SINGAPORE TEXTILE PLASTICS", aunque permaneca la indicacin de estar en construccin. En la fecha de expedicin del presente fallo, en la pgina web www.sinteplast.com se presenta a continuacin del ttulo, la bandera de la Repblica de Singapur, seguida de un texto en un idioma asitico, y la frase "Free information about manufactured plastic fibers, synthetic fibers, macchinery, modernization and inprovement of Singapores textile industry". Se encuentran en la pgina cuatro (4) vnculos a los que no es posible acceder, bajo los nombres "Macchinery", "Fibers", "Accesories" y "Fabric". A continuacin se presentan tres (3) imgenes relativas a Asia, y dos (2) fotografas de mquinas de coser, junto con diversas grficas, al parecer de tipos de tejidos. Al final de la pgina, se observa la expresin "Under Construction. Coming Soon!", as como dos vnculos de correo, una invitacin a visitar la Primera Exhibicin Internacional Asitica de Maquinaria Textil a celebrarse en octubre de 2001, un logo correspondiente a MP GROUP y un vnculo con la pgina web www.itma-asia2001.com, seguido de tres nuevas direcciones de correo electrnico. El "Panel" observa que en los textos de la pgina existen errores de ortografa y construccin, tales como "macchinery" e "inprovement", as como la palabra "constuction" que, aunque apareca de esta forma en la inspeccin realizada por el "Panel" el 20 de septiembre de 2000, en la fecha de emisin de este fallo figura en forma correcta.

 

5. Alegatos de las Partes

5.1 Demanda

Afirma la "Demandante" que:

SINTEPLAST S.A. es una sociedad de familia constituida en los años 50 para la produccin de pinturas especiales para la industria, la vivienda y la construccin. Su centro de operaciones se encuentra en Lomas del Mirador, Provincia de Buenos Aires, Argentina.

A partir de 1983, la "Demandante" inici la distribucin de sus productos en todo el territorio argentino, para posteriormente expandirse a Bolivia, Brasil, Paraguay y Uruguay.

En la actualidad, es la compaña con mayor incremento en la produccin de pinturas en los ltimos cinco años en Argentina. Ocupa el segundo lugar en importancia entre las fbricas manufactureras argentinas, y es la nica con capital exclusivamente argentino. De otro lado, ha obtenido la certificacin ISO 9001, que demuestra la calidad en sus ciclos de produccin.

De igual forma, la "Demandante asegura que ha incursionado en el campo de la prestacin de servicios, mediante la creacin de la Divisin de Asistencia Tcnica DAT-, con oficinas en Argentina, Brasil, Bolivia y Paraguay.

La "Demandante" tiene gran cantidad de productos en el mercado, tales como SINTEPLAST ACRÍLICO, SINTEPLAST ACETINADO, EMAPLAT, RECUPLAST, SINTEPLAST PISOS, entre otros, en cuyas etiquetas se incluye siempre la marca SINTEPLAST.

La marca SINTEPLAST se encuentra registrada en Argentina, ante el Instituto Nacional de la Propiedad en la clase 10 N desde el 30 de abril de 1993, en las clases internacionales 1, 2, 4, 19 y 22 desde el 31 de mayo de 1990, y en la clase internacional 40 desde el 30 de septiembre de 1994.

As mismo, la "Demandante" ha registrado su marca en Brasil, Paraguay, Bolivia y Uruguay.

El nombre de dominio sinteplast.com registrado por el "Demandado", es idntico a la marca SINTEPLAST de la "Demandante", a pesar de que la "Demandante" no ha autorizado al "Demandado" para usar la marca SINTEPLAST para ningn propsito.

Afirma que no tiene conocimiento de que el "Demandado" haya usado o preparado el uso del dominio sinteplast.com, para el ofrecimiento de buena fe de bienes o servicios, y que ste no ha sido utilizado para ningn fin comercial o no comercial. En consecuencia, considera que la actividad del "Demandado" se ha limitado a apropiarse ilegtimamente de la marca de la "Demandante", para su beneficio econmico. Es as, como la pgina web identificada como http://www.sinteplast.com aparece en construccin, con la frase "COMING SOON-CONSTRUCTION".

El "Demandado" obtuvo el registro del nombre de dominio sinteplast.com el 22 de julio de 1999, mucho tiempo despus de que la "Demandante" iniciara la utilizacin de la marca SINTEPLAST y obtuviera registros marcarios en diferentes pases.

En el mes de febrero de 2000, el señor SEBASTIÁN SARCEDA, empleado de la "Demandante", intent registrar el nombre de dominio sinteplast.com, encontrando que ste haba sido registrado por el "Demandado".

En consecuencia, procedi a contactar telefnicamente al "Demandado" con el fin de averiguar la razn por la cual ste haba registrado el dominio sinteplast.com, siendo informado por quien manifest ser un empleado del "Demandado", de que el sitio haba sido registrado para una compaña que se encontraba desarrollndolo. En la misma conversacin, el representante del "Demandado" pregunt si la "Demandante" estaba interesada en comprar el nombre de dominio sinteplast.com, sin recibir respuesta de la "Demandante".

A la anterior conversacin siguieron diversos contactos telefnicos, tanto con el señor SARCEDA como con el señor MIGUEL ANGEL RODRÍGUEZ, uno de los accionistas de la "Demandante", en los cuales se concret la propuesta por parte del "Demandado" de vender el nombre de dominio sinteplast.com a la "Demandante" por la suma de US$7.000.oo. La "Demandante" manifest no estar interesada por cuanto posee legtimamente los derechos sobre la marca SINTEPLAST.

Adicionalmente, asegura la "Demandante" que, aunque de acuerdo con la informacin contenida en la base de datos del "Registrador", el nombre de dominio sinteplast.com fue registrado por PABLO PABLO, identificado tambin como P.S., con residencia en 777 Brickell Ave., Miami FL. 33131, U.S.A., una investigacin posterior indic que la verdadera identidad del "Demandado" es PABLO SALVO, domiciliado en Flix de Olazbal 3115, 10 Piso B, 1428, Buenos Aires, Argentina.

Otras alegaciones de la "Demandante" se examinan en el punto 6, abajo.

5.2 Contestacin de la Demanda

En cumplimiento de lo dispuesto en el artculo 4, literal a) del "Reglamento", el 2 de agosto de 2000, el "Centro" remiti copia de la demanda y sus anexos al "Demandado", tanto a la direccin que reposa en la base de datos del "Registrador", en los Estados Unidos de Amrica, como a la direccin aportada por la "Demandante", en la Repblica Argentina, dando inicio al trmino para la presentacin de la contestacin de la demanda.

De igual forma, la "Demandante" remiti copia de la demanda y sus anexos va courier al "Demandante", simultneamente con el envo de la demanda al "Centro", a la direccin contenida en la base de datos del "Registrador". Este envo, segn fue informado por la "Demandante" al "Centro", no pudo ser entregado a su destinatario, por cuanto, de acuerdo con la empresa de correos, el "Demandante" no es conocido en la direccin aportada y sta carece de algunos datos necesarios, tales como nmero del piso y del apartamento. As mismo, la "Demandante" manifest en el escrito de demanda, que al intentar comunicacin telefnica con el "Demandado" en el nmero telefnico contenido en la base de datos del "Registrador", pudo comprobar que ste corresponde a una lnea celular de la Repblica Argentina, cuyo propietario es PABLO SALVO. Agreg la "Demandante" que las iniciales del nombre del titular de la lnea telefnica corresponden a las que figuran en la base de datos del "Registrador", es decir, P.S. Por su parte, el 20 de septiembre de 2000, el "Panel" pudo comprobar que al intentar comunicacin con el mencionado nmero telefnico, se ingresa a un buzn de mensajes de una lnea celular argentina, de la empresa de telefona MOVICOM.

El "Centro" envi al "Demandado" la notificacin de la demanda y del comienzo del procedimiento administrativo, a las direcciones del "Demandado" tanto en los Estados Unidos de Amrica como en Argentina. No obstante, la empresa de correos nicamente suministr constancia de entrega en la direccin argentina, siendo recibido el envo por quien se identific como SILVIA SALVO. De la misma forma procedi el "Centro" al enviar la notificacin sobre la falta de respuesta del "Demandado", sin que obre en el expediente prueba de que el envo haya podido ser entregado en los Estados Unidos de Amrica.

El plazo para presentar la contestacin de la demanda fijado por el "Centro" venci el 21 de agosto de 2000, sin que el "Demandado" se hiciera parte dentro del procedimiento.

No obstante, el "Demandado" remiti extemporneamente un escrito por va electrnica al "Centro" el 7 de septiembre de 2000, en idioma ingls, en un lenguaje poco tcnico y con numerosos errores gramaticales y de redaccin, lo que hace dudar al "Panel" de que el idioma materno del "Demandado" sea el ingls. Tampoco aleg el "Demandado" circunstancias excepcionales que excusaran la falta de contestacin dentro del trmino fijado, no firm el documento ni proporcion su nombre completo. En dicho escrito, el "Demandado" aleg que la pgina web de la cual es titular fue creada con el objeto de publicar informacin actualizada sobre la industria textil en Singapur, sin fines comerciales. Agreg que el sitio an se encuentra en construccin y que no existe riesgo de confusin con las actividades desarrolladas por la "Demandante". Manifest no actuar de mala fe y por el contrario, estim que existe mala fe en la actuacin de la "Demandante". Igualmente, el "Demandado" agreg que la "Demandante" le ofreci va e-mail la suma de US$9.000.oo por el nombre de dominio, sin que dicho mensaje fuera contestado.

Observa el "Panel" que el "Demandado" no cumpli con la obligacin contenida en el literal b), numeral i), del artculo 5 del "Reglamento", segn el cual le corresponde al "Demandado", en el escrito de contestacin, responder especficamente a las declaraciones y alegaciones de la demanda, e incluir todas las razones por las que debe conservar el registro y utilizacin del nombre de dominio en controversia. El "Demandado" no cumple con la carga de la prueba que le ha sido impuesta, y se abstiene de aportar medios probatorios que sustenten sus manifestaciones y desvirten las de la "Demandante". En virtud de la extemporaneidad de la contestacin y la perentoriedad de los trminos, como ms adelante se analizar, el "Panel" se abstuvo de requerir al "Demandado" para que aportara pruebas al procedimiento.

A este respecto, el artculo 5, literal e) del "Reglamento" dispone lo siguiente:

"5. Escrito de contestacin

"(...).

"e) Si el demandado no presenta un escrito de contestacin, siempre y cuando no existan circunstancias excepcionales, el grupo de expertos resolver la controversia basndose en la demanda."

De igual forma, el artculo 14 de dicho "Reglamento" señala que el incumplimiento de una de las partes, sin que existan circunstancias excepcionales, le otorga la facultad al "Panel" de sacar las conclusiones que considere apropiadas. En consecuencia, con base en las disposiciones del "Reglamento", el "Panel" no tendr en cuenta el escrito extemporneo presentado por el "Demandado" y resolver la presente controversia basndose en la demanda.

De igual forma, la ley argentina, que el "Panel" considera aplicable al presente procedimiento, prev reglas similares en esta materia. Vale insistir en el hecho de que el "Demandado" no ha comprobado poseer una nacionalidad distinta de la argentina, y ms an, hizo caso omiso del requerimiento del "Panel" de presentar un documento de identidad en donde constaran su nacionalidad, ciudad y pas de nacimiento. Adems, el "Demandado" ha omitido suscribir con su nombre y apellido los escritos enviados al "Centro" y que hacen parte del expediente en el presente procedimiento. Por lo tanto el "Panel", de acuerdo con lo previsto en el mencionado artculo 14 del "Reglamento", toma la conclusin que considere pertinente, que en este caso se traduce en asumir que existen suficientes indicios en el expediente que llevan a la conclusin de que el "Demandado" goza de nacionalidad argentina y en consecuencia, le es aplicable el derecho argentino. Se suma a lo anterior el hecho de que, al estar el "Panel" obligado a sujetarse nicamente a lo manifestado por la "Demandante", y siendo sta de nacionalidad argentina, ser aplicable el derecho de la Repblica Argentina, sin que sean necesarias ms consideraciones.

En lo pertinente, la legislacin argentina, en los artculos 59 y 356 del Cdigo Procesal Civil y Comercial de la Nacin, dispone lo siguiente:

"Artculo 59. La parte con domicilio conocido, debidamente citada, que no compareciere durante el plazo de la citacin o abandonare el juicio despus de haber comparecido, ser declarada en rebelda a pedido de la otra.

"(...)" (Subrayas fuera del texto)

"Artculo 356. En la contestacin opondr el demandado todas las excepciones o defensas que, segn este Cdigo, no tuvieren carcter previo.

"Deber adems:

"1) Reconocer o negar categricamente cada uno de los hechos expuestos en la demanda, la autenticidad de los documentos acompañados que se le atribuyeren y la recepcin de las cartas y telegramas a l dirigidos cuyas copias se acompañen. Su silencio, sus respuestas evasivas, o la negativa meramente general podrn estimarse como reconocimiento de la verdad de los hechos pertinentes y lcitos a que se refieran. En cuento a los documentos se los tendr por reconocidos o recibidos, segn el caso.

"(...)" (Subrayas fuera del texto)

De otro lado, el "Demandado" ha debido conocer el carcter de perentoriedad de los trminos procesales, as como tambin que los mismos, dentro del procedimiento administrativo, se contabilizan por das calendario, de conformidad con el "Reglamento". El Cdigo Procesal Civil y Comercial de la Nacin Argentina, establece al respecto lo siguiente:

"Artculo 155. Los plazos legales o judiciales son perentorios; podrn ser prorrogados por acuerdo de partes manifestado con relacin a actos procesales determinados. Cuando este Cdigo no fijare expresamente el plazo que corresponda para la realizacin de un acto lo señalar el juez de conformidad con la naturaleza del proceso y la importancia de la diligencia".

Las disposiciones citadas demuestran el carcter perentorio reconocido por la ley argentina a los trminos procesales, as como la aplicacin de sanciones de ndole procesal a quienes los incumplan. En consecuencia, el "Panel" reitera su decisin de no tener en cuenta los escritos presentados por el "Demandado", por ser extemporneos, y emitir su decisin con base exclusivamente en la demanda y dems escritos de la "Demandante".

Lo anterior no obsta para que, en ejercicio de las facultades otorgadas al "Panel" por el literal b) del artculo 10 del "Reglamento", y dando aplicacin al principio de igualdad de la partes y al debido proceso, el "Panel" haya decidido estudiar en lo pertinente las comunicaciones del "Demandado" y correrle traslado de los requerimientos y pruebas aportadas por la "Demandante".

5.3 Respuesta de la "Demandante" al requerimiento del "Panel"

Ante el requerimiento del "Panel" de aportar la "Demandante" las pruebas conducentes a demostrar los hechos aducidos en los numerales 4, 13 al 18, 20, 21, 23, 24, 25, 27 al 32 y 34 de la demanda, la parte "Demandante" señal lo siguiente:

Con respecto al numeral 4, allega la "Demandante" copia autntica del poder otorgado por la sociedad SINTEPLAST S.A. a los abogados ALBERTO R. BERTON MORENO, JR. y ENRIQUE J. F. GATTI, para actuar dentro del presente procedimiento administrativo.

En relacin con el numeral 13 de la demanda, la "Demandante" anex copias autnticas de los documentos de constitucin de la sociedad SINTEPLAST S.A., as como del acto por medio del cual fue elegido su actual Directorio.

Para probar lo manifestado en los numerales 14 al 18, 20, 21 y 23, la "Demandante" remite material periodstico y promocional que da fe de las actividades desarrolladas por SINTEPLAST S.A., as como de su historia y del reconocimiento del que actualmente goza en toda Latinoamrica, tanto en el rea de productos como en la de servicios. Igualmente, anexa copias autnticas de las memorias y estados contables de la empresa, del certificado de calidad ISO 9001:1994, otorgado por BUREAU VERITAS QUALITY INTERNATIONAL, entre otros documentos.

En cuanto al numeral 23, sostiene la "Demandante" que las constancias de renovacin de los registros marcarios aportados junto con la demanda, implica la vigencia de los registros involucrados.. Teniendo en cuenta que la solicitud del "Panel" hace referencia a las fechas de registro de la marca SINTEPLAST en las Clases Internacionales 1, 2, 4, 19, 22 y 40, la "Demandante" hace una relacin de los datos requeridos, mediante un cuadro explicativo, toda vez que algunos de los certificados de registro fueron extraviados.

Con respecto a los numerales 27 al 32 de la demanda, allega la "Demandante" declaraciones juradas de los señores SEBASTIÁN SARCEDA y MIGUEL ÁNGEL RODRÍGUEZ, emitidas ante Escribano Pblico Nacional, acerca de la realizacin y el contenido de las conversaciones sostenidas con el "Demandante" o su representante, en relacin con el nombre de dominio sinteplast.com.

La "Demandante" se pronuncia en el escrito de contestacin al requerimiento del "Panel", sobre el escrito presentado extemporneamente por el "Demandado", manifestando que carece de consistencia y de medios probatorios que demuestren lo dicho, por lo que puede presumirse su mala fe. Agrega que la pgina web que el "Demandante" tuvo en construccin desde el 22 de julio de 1999, fue puesta a disposicin de los navegantes el 14 de septiembre de 2000, aunque an aparece en construccin, situacin que evidencia su falsedad ideolgica.

Por otra parte, alega que el "Demandado" nunca se identific ante el "Registrador" por su nombre completo, ni brind su domicilio real. Agrega que el "Demandado" sostiene falsamente que la "Demandante" le envi un mensaje electrnico ofreciendo la compra del nombre de dominio, sin remitir prueba que sustente este hecho. De igual manera, manifiesta la "Demandante" que le consta que el "Demandado" es un "ciberokupa".

Por ltimo, en su comunicacin del 20 de septiembre de 2000, la "Demandante" trae a colacin diversas jurisprudencias emitidas por los tribunales argentinos, en las cuales se acepta que el titular de una marca y nombre conocidos tiene derecho a oponerse a su utilizacin por un tercero a travs de nombres de dominio en Internet, pues el nombre de dominio no es sino una forma distinta de comercializar productos o servicios, enfatizando la "Demandante" en la trascendencia de que goza la marca de la cual es titular. En consecuencia, solicita la "Demandante" que se tenga por respondido el requerimiento y se emita decisin favorable a sus pretensiones.

5.4 Manifestacin del "Demandado" sobre las pruebas adicionales aportadas por la "Demandante"

El 2 de octubre de 2000, el "Centro" remiti al "Panel" una comunicacin aparentemente del "Demandado", pues no aparece suscrita por l, en la que, con una redaccin poco tcnica, se pronuncia sobre las pruebas adicionales aportadas por la "Demandante", como respuesta al requerimiento del "Panel". En dicho escrito, el "Demandado" manifest los siguiente:

Reiter su inconformidad con la decisin del "Panel" de fijar como idioma del procedimiento el español, arguyendo que no existi al respecto acuerdo entre las partes. Agreg que se encuentra residenciado en los Estados Unidos de Amrica, y que en dicho pas se llev a cabo el registro del nombre de dominio en conflicto. No aport prueba, sin embargo, sobre su nacionalidad, incumpliendo el requerimiento realizado por el "Panel" en su comunicacin del 22 de septiembre de 2000.

Afirm que en ningn momento ofreci en venta a la "Demandante" el nombre de dominio www.sinteplast.com e insiste en que sta le envi una oferta de compra va e-mail, que nunca fue contestada.

Con respecto a la presencia de la "Demandante" en la Internet, agreg que la "Demandante" no posee ningn nombre de dominio para ofrecer sus productos y servicios en los pases de Bolivia, Paraguay, Uruguay y Brasil, y que en dichos pases no se habla ingls. En consecuencia, manifest que no entiende la razn por la cual la "Demandante" pretende obtener el nombre de dominio de "SINGAPORE TEXTILE PLASTIC", siendo que no existe entre ellos nada en comn. De igual forma, reiter que mediante el nombre de dominio en conflicto se realiza la promocin no comercial de la industria textil asitica.

Por ltimo, el "Demandado" rechaz la aplicacin de los precedentes judiciales argentinos allegados por la "Demandante", y solicit al "Panel" la denegacin de las pretensiones de la demanda, pues no ha actuado de mala fe y le asisten intereses legtimos sobre el nombre de dominio objeto del presente procedimiento administrativo.

Sin embargo, el "Demandado" se abstuvo nuevamente de aportar medios de prueba que soportaran lo manifestado.

 

6. Debate y Conclusiones

6.1 Normas aplicables

De acuerdo con lo estipulado en el artculo 15, numeral a), del "Reglamento", el "Panel" tomar su decisin teniendo en cuenta las declaraciones y los documentos presentados, la "Poltica", el propio "Reglamento" y cualesquiera otras normas y principios de derecho que estime aplicables.

En virtud de que el acuerdo de registro ("service agreement") aplicable al nombre de dominio sinteplast.com, es la versin 5.0 del acuerdo de registro del "Registrador", segn lo manifestado por la "Demandante" y aportado como prueba en este procedimiento, el "Demandado" est obligado a sujetarse a este procedimiento de acuerdo a la "Poltica" y a su "Reglamento".

Por otra parte, como fue analizado anteriormente, las partes son aparentemente nacionales del mismo pas, es decir, de la Repblica Argentina, por lo que los principios de derecho aplicables incluyen a los de ese pas. El "Panel" ha estudiado para esos efectos la Ley N 22.362, que regula el rgimen de marcas, y el Cdigo Procesal Civil y Comercial de la Nacin, en especial sus artculos 38, 40, 41, 59, 60, 133, 330, 356, 364 y 377.

De igual forma, el "Panel" ha considerado aplicables las siguientes normas del CONVENIO DE PARIS PARA LA PROTECCION DE LA PROPIEDAD INDUSTRIAL, aprobado por la Repblica Argentina mediante la ley 17.011: Artculo 10 bis 3) 1).

El artculo 4, literal a de la "Poltica", establece de manera expresa las controversias aplicables al procedimiento administrativo obligatorio, en los siguientes trminos:

"a. Controversias aplicables. Usted estar obligado a someterse a un procedimiento administrativo obligatorio en caso de que un tercero (un "demandante") sostenga ante el proveedor competente, en cumplimiento del Reglamento, que:

"i) usted posee un nombre de dominio idntico o similar hasta el punto de crear confusin con respecto a una marca de productos o de servicios sobre la que el demandante tiene derechos;

"ii) usted no tiene derechos o intereses legtimos respecto del nombre de dominio; y

"iii) usted posee un nombre de dominio que ha sido registrado y se utiliza de mala fe."

El "Panel" aclara que, como ha sido interpretado en procedimientos administrativos anteriores, tales como el Caso N D99-0001 y D2000-0484 (emitido por este mismo "Panel"), as como en el Reporte de la OMPI y en recomendaciones hechas por los registradores, para que surja la obligacin de sometimiento al procedimiento administrativo señalado en el artculo 4, literal a de la "Poltica", es necesario que se cumplan todos las situaciones all establecidas, vale decir, decir, la semejanza o confundibilidad entre el nombre de dominio y la marca, la falta de legitimidad del titular del registro del nombre de dominio respecto de dicho dominio y la mala fe en el registro y en el uso del nombre de dominio.

En aplicacin de los lineamientos citados, a continuacin el "Panel" estudiar y evaluar los hechos y las alegaciones de la "Demandante" dentro del proceso.

6.2 Identidad o Similitud Confundible

Alega la "Demandante" que el nombre de dominio sinteplast.com, registrado por el "Demandado" es idntico a la marca sobre la que ella tiene derechos.

Para efectos de determinar la confundibilidad entre el nombre de dominio sinteplast.com y la marca SINTEPLAST, debe resaltarse en primer lugar que aunque la "Demandante" tiene registros de marca tanto nominativos como mixtos, deber atenderse solamente a la parte nominativa de las mismas, es decir, la expresin SINTEPLAST, por cuanto los nombres de dominio no son susceptibles de representacin grfica. De igual forma, es de anotar que en las marcas mixtas suele prevalecer el aspecto nominativo sobre el grfico, en atencin a la fuerza expresiva de las palabras, las cuales tienden a ser gravadas en la mente del consumidor que las percibe con mayor facilidad. Dado que los nombres de dominio no son susceptibles de incorporar ningn tipo de elemento grfico, la identidad existe siempre que las denominaciones as lo sean, con independencia de esos otros elementos de diseño que puedan estar presentes. Ser necesario, entonces, que el "Panel" determine si existe identidad o similitud confundible entre las denominaciones en estudio.

Sobre esta materia se ha pronunciado profusamente la doctrina, destacndose el pronunciamiento de los tratadistas argentinos Luis Eduardo Bertone y Guillermo Cabanellas De las Cuevas, en el siguiente sentido:

"En razn de la funcin distintiva que debe cumplir la marca, se requiere que el signo sea claramente distinguible de los que ya estn registrados; en este requisito, en cuya observancia se hallan directamente interesados los fines esenciales de la Ley de Marcas, se basa la exclusin no slo de las marcas idnticas a las anteriormente admitidas, sino tambin de aquellas que presentan con stas rasgos de "similitud confucionista.

"(...)

"Los tres principales campos en los cuales debe efectuarse el cotejo de signos marcarios para determinar su eventual similitud confucionista son el grfico, el fontico y el ideolgico: es regla jurisprudencial que basta con que la posibilidad de confusin se plantee en cualquiera de los tres campos para que el nuevo registro no sea admitido."

En relacin con los criterios mencionados, conviene igualmente tener en cuenta lo señalado por el tambin tratadista argentino Jorge Otamendi, quien al respecto manifiesta:

"La confusin puede producirse en tres campos el visual, el auditivo o el ideolgico. O si se quiere, dos marcas pueden ser confundibles por sus similitudes grficas, fonticas o conceptuales.

"4.3. Confusin visual.

"Es la confusin causada por la identidad o similitud de los signos, sean stos palabras, frases, dibujos, etiquetas o cualquier otro, por su simple observacin. (...) Esta calificacin obedece a la manera en que se percibe la marca y no como se representa, manifiesta o expresa el signo.

"(...)

"4.4 Confusin auditiva.

"Esta confusin se da cuando la pronunciacin de las palabras tiene una fontica similar.

"(...)

"4.5 Confusin ideolgica.

"4.5.1 Similitud conceptual de palabras.

"Es la que se deriva del mismo o parecido contenido conceptual de las marcas. Es la representacin o evocacin a una misma cosa, caracterstica o idea la que impide al consumidor distinguir una de otra.

"(...)"

De esta forma, para determinar la identidad o confundibilidad entre la marca SINTEPLAST y el nombre de dominio sinteplast.com, debemos tener en cuenta que la confusin puede producirse en el plano visual, en el auditivo o en el ideolgico, atendiendo a la impresin de conjunto que despierte la marca, analizndola sucesivamente, colocndose en el lugar del consumidor presunto y teniendo en cuenta las semejanzas y no las diferencias entre las expresiones en conflicto.

El "Panel", al realizar el anlisis de la identidad o confundibilidad entre las denominaciones SINTEPLAST y sinteplast.com, resalta el hecho de que la partcula .COM, correspondiente al nivel superior de dominio genrico, no puede considerarse como elemento distintivo entre una expresin y otra. La adicin de la expresin correspondiente al nivel superior de dominio genrico, sea sta .COM, .ORG o .NET en el conjunto del nombre de dominio en nada afecta este anlisis a los fines de la "Poltica", artculo 4, literal a), numeral i), pues la marca y el dominio de segundo nivel son intercambiables sin que pueda apreciarse ninguna diferenciacin. Por tanto, el "Panel" slo tomar en consideracin el dominio de segundo nivel, es decir, la denominacin SINTEPLAST. En este orden de ideas, resulta clara para el "Panel" la coincidencia letra por letra del nombre de dominio de segundo nivel SINTEPLAST con la marca de la "Demandante". Con ello, el "Panel" tiene por acreditada la identidad del nombre de dominio sinteplast.com con tal marca.

De otra parte, la "Poltica", en su artculo 4 literal a) numeral i) menciona: "una marca de productos o de servicios sobre la que el demandante tiene derechos", y debe tenerse por tales a aquellos registros que consiga acreditar suficientemente el demandante, tal y como ha sucedido en este caso, pues la "Demandante" ha anexado la copia de los certificados de registro, renovacin o solicitudes de renovacin de las siguientes marcas:

∙ SINTEPLAST: En la Repblica Argentina, en las clases 10 Nacional (otorgada el 30 de abril de 1993) y 1, 2, 4, 19, 22 (otorgadas el 31 de enero de 1980) y 40 (otorgada el 25 de marzo de 1992) Internacionales. En Uruguay y Paraguay, en la clase 2 Internacional, a partir del 30 de marzo de 1993 y 21 de septiembre de 1992 respectivamente. En Brasil, en las clases 02.10 y 02.20, otorgadas el 24 de agosto de 1993.

∙ CLUB DE PINTORES SINTEPLAST: En Argentina, en las clases 2, 16 y 36 Internacionales, otorgadas el 24 de julio de 1998. Igualmente en Bolivia, en las mismas clases Internacionales, otorgadas el 31 de enero de 2000.

Sobre las marcas SINTEPLAST GENERACION QUE PINTA BIEN, SINTEPLAST GENERACION QUE PINTA y SI PINTA BIEN ES SINTEPLAST, que la "Demandante" alega tener en la Repblica Argentina, en la clase 2 Internacional, no se aportaron pruebas.

A este respecto, la Ley N 22.362, ley de marcas argentina, establece el sistema atributivo del registro, en los siguientes trminos:

"Artculo 4. La propiedad de una marca y la exclusividad de uso se obtienen con un registro. (...)"

En consecuencia, de acuerdo con la normatividad argentina, slo mediante el registro ante la oficina nacional competente se adquieren los derechos inherentes a las marcas, de los cuales el ms importante es el derecho al uso exclusivo de la misma. De esta prerrogativa se deriva la facultad de impedir el uso no autorizado por parte de terceros, a travs de las acciones previstas en la ley. Sobre este particular, la jurisprudencia de los tribunales argentinos, que ha sido allegada por la "Demandante" junto con su escrito de respuesta al requerimiento del "Panel", y que ste estima aplicable al presente procedimiento administrativo, ha aceptado claramente que los derechos del titular de un registro marcario pueden ejercerse incluso en contra de terceros titulares de nombres de dominio, otorgando acciones tales como la de medidas cautelares, para impedir el uso no autorizado de la marca y hacer cesar la perturbacin.

Dentro de los fallos judiciales aportados por la "Demandante" se encuentra el expedido por el Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Civil y Comercial Federal N 7, dentro del proceso promovido por HELADERÍAS FREDDO S.A. contra SPOT NETWORK, en el cual se manifest:

"Desde esta perspectiva y teniendo en cuenta que como principio- un nombre de dominio que sea idntico a marcas existentes podr ser detentado o utilizado slo por el titular de esos derechos de propiedad intelectual demostrables, o con su autorizacin (conf. "Controversias en Materia de Nombres de Dominio Utilizados en Internet". Documento preparado por la Oficina Internacional de la O.M.P.I., septiembre de 1997; punto 6), queda as configurada la verosimilitud en el derecho de la actora para requerir la pertinente proteccin cautelar, en tanto es evidente que esta parte ha negado toda posibilidad al accionado respecto del empleo bajo cualquier forma- de la marca en cuestin, y tiene a su vez legtimo inters a partir de la titularidad que ostenta, para obtener un nombre de dominio que contenga los registros de que es propietario.

"Y en mrito de ello, la particular situacin de hecho que se presenta en el caso de autos justifica la medida cautelar innovativa que se solicita.

"(...)"

En el mismo sentido se pronunci la Excelentsima Cmara Civil y Comercial Federal, Sala II, en la sentencia correspondiente al proceso promovido por PUGLIESE, FRANCISCO NICOLÁS contra PEREZ, CARLOS ENRIQUE, en donde se realiz el siguiente anlisis:

"4) Que, respecto del agravio sub "b" corresponde indicar que, independientemente de que el nombre de dominio sea o no una marca, lo cierto es que lo que aqu se encuentra en juego es la proteccin de un registro marcario, que se estara utilizando por quien no es su titular, y en esta inteligencia resulta ineludible la aplicacin de las disposiciones que sobre el tema trae el ADPIC, en tanto incorporado a nuestro ordenamiento positivo por la ley 24.425. Por consiguiente, esta queja tambin debe ser rechazada.

"5) Que, con relacin a la calidad de anticipatoria de la medida decretada, cuadra apuntar que en los casos comunes referidos a la lesin a la exclusividad de una marca, el daño invocado encuentra reparacin, siquiera provisoriamente, con la orden de cese de uso emitida por el Juez, puesto que el titular de la marca se halla autorizado a comerciar utilizando su smbolo por la sola razn de revestir ese carcter.

"En cambio, en el supuesto en examen, no sucede lo mismo en tanto la sola orden de cese de uso dirigida al supuesto infractor no bastara para brindar a la peticionaria la posibilidad de acceder al mercado de Internet con su propia marca, constituir su propio sitio y distribuir sus productos desde all. Ello, desde que para poder as decirlo es necesario contar con el pertinente registro ante el NIC Argentina, con lo que no ser autorizado ste, la actora seguira permaneciendo privada de la posibilidad de ingresar con la marca de la cual es titular a lo que no es sino una forma distinta de comercializar sus productos (mercado virtual).

"(...)

"Con relacin al peligro en la demora, ste es evidente a poco que se repare en el auge que hoy da reviste el comercio a travs de Internet, como as tambin su innegable importancia econmica. Y en cuanto a la argumentacin del demandado consistente en que no existe el requisito ahora examinado, debido al tiempo que la actora dej transcurrir hasta que intent registrar su marca como nombre de dominio, cabe indicar que no resulta vlida, pues lo que aqu importa es que al tiempo que quiso concretar su ingreso con su marca a Internet la actora no pudo hacerlo, ya que el privilegio marcario puede ejercerse o no en cualquier momento salvo el supuesto de caducidad, que no es el de autos-"

En virtud de lo anterior, el "Panel" encuentra que la legislacin argentina prev mecanismos a travs de los cuales el titular de un registro marcario puede hacer valer sus derechos frente al titular de un nombre de dominio idntico a su marca, siendo de especial importancia la accin de medidas cautelares, que permite no slo hacer cesar el uso de la marca por parte del infractor, sino obtener al menos provisionalmente la transferencia del nombre de dominio al titular del registro de marca, en aras de evitar que los perjuicios continen. Por lo tanto, de haber probado el "Demandado" su nacionalidad argentina, habra sido posible para la "Demandante" vincularlo a travs de las acciones estipuladas en la legislacin interna. Ms no habiendo sido esto posible, por las razones antes explicadas, no queda ms remedio a la "Demandante" que acudir a mecanismos de derecho internacional como el que se encuentra en curso, para proteger su derecho de exclusividad sobre la marca SINTEPLAST.

Considerando todo lo expuesto, el "Panel" encuentra que el nombre de dominio sinteplast.com es idntico a la marca SINTEPLAST, sobre la cual la "Demandante" tiene derechos constituidos de conformidad con la normatividad vigente.

6.3 Derechos e Intereses Legtimos Respecto del Nombre de Dominio

La "Demandante" alega que el "Demandado" no tiene derechos o intereses legtimos sobre el nombre de dominio sinteplast.com. y que no ha sido autorizado por la "Demandante" para usar la marca SINTEPLAST para propsito alguno.

Sobre este tema, el artculo 4, literal c) de la "Poltica", establece cmo puede el "Demandado" demostrar sus derechos y sus legtimos intereses sobre el nombre de dominio al responder la demanda, señalando las siguientes formas, de manera enunciativa y no taxativa:

"i) antes de haber recibido cualquier aviso de la controversia, usted ha utilizado el nombre de dominio, o ha efectuado preparativos demostrables para su utilizacin, o un nombre correspondiente al nombre de dominio en relacin con una oferta de buena fe de productos o servicios; o

"ii) usted (en calidad de particular, empresa u otra organizacin) ha sido conocido corrientemente por el nombre de dominio, aun cuando no haya adquirido derechos de marcas de productos o servicios; o

"iii) usted hace un uso legtimo y leal o no comercial del nombre de dominio, sin intencin de desviar a los consumidores de manera equvoca o de empañar el buen nombre de la marca de productos o de servicios en cuestin con nimo de lucro."

El "Demandado", al no hacer uso de su derecho a contestar la demanda, tampoco demostr la existencia de alguna de las situaciones previstas por la "Poltica" o de otras que generen los mismos efectos. No obstante, en su escrito extemporneo, el "Demandado" acept tener conocimiento de que la "Demandante" tiene presencia en Internet a travs del nombre de dominio www.sinteplast.com.ar.

As mismo, el "Demandado" manifest que la expresin SINTEPLAST, correspondiente al nombre de dominio de segundo nivel del cual es titular, constituye una sigla de la frase "SINGAPORE TEXTILE PLASTIC", sin que presente ningn medio de prueba que sustente su relacin con el campo textil de Singapur o con alguna entidad relacionada con dicha actividad.

Por su parte, la "Demandante" ha probado la amplia divulgacin de su marca tanto en la Repblica Argentina como en otros pases de Latinoamrica, con anterioridad a la fecha en que el "Demandado" obtuvo el registro del nombre de dominio en cuestin, es decir, el 22 de julio de 1999. Igualmente, ha demostrado sus derechos sobre las marcas SINTEPLAST en las clases 10 nacional de Argentina y 1, 2, 4, 19, 22 y 40 Internacionales, y CLUB DE PINTORES SINTEPLAST en las clases 2, 16 y 36 Internacionales. Los primeros registros sobre la marca SINTEPLAST fueron obtenidos por la "Demandante" el 31 de enero de 1980.

Es importante tener en cuenta que el "Demandado", con anterioridad a la fecha de notificacin del comienzo de este procedimiento administrativo, no se encontraba utilizando el nombre de dominio sinteplast.com para ofrecer de buena fe productos o servicios. Por el contrario, la pgina web se anunciaba al pblico como "CONSTRUCTION-COMING SOON", sin ningn otro contenido que permitiera inferir su relacin con alguna clase de producto o servicio, como fue probado por la "Demandante" y constatado por el "Panel" mediante visita independiente realizada al sitio el 8 de septiembre de 2000. En consecuencia, el "Demandado" no cumpla con la causal de justificacin contenida en el numeral i) del artculo 4, literal c) de la "Poltica".

No obstante, con posterioridad a la fecha de iniciacin del procedimiento administrativo, fue modificado el contenido del sitio sinteplast.com, situacin que fue puesta en conocimiento del "Panel" por la "Demandante" en el escrito de respuesta al requerimiento del "Panel", y constatada por el "Panel" mediante visita independiente realizada al sitio el 20 de septiembre de 2000. En la actualidad, en la pgina web en cuestin se hace referencia a la industria de textiles en Singapur, aunque contina apareciendo la constancia de encontrarse en construccin. No entiende el "Panel" la razn por la cual, aunque el nombre de dominio sinteplast.com fue registrado desde el 22 de julio de 1999, no se present contenido alguno que permitiera relacionarlo con el campo textil de Singapur o con cualquier otro tipo de productos o servicios y se introdujo contenido al mismo nicamente despus de la fecha en que el "Demandado" tuvo conocimiento de la iniciacin de un procedimiento administrativo en su contra y sobre el nombre de dominio del cual es titular. El "Demandado" tampoco prob su inters en la industria textil de Singapur, o su relacin con ste, que pudieran de alguna forma indicar que le asistan derechos o intereses legtimos sobre el dominio en estudio.

Lo anterior lleva al "Panel" a dudar que el "Demandado" tenga derechos o intereses legtimos sobre el nombre de dominio, ms an cuando obran pruebas aportadas por la "Demandante" dentro del procedimiento, que demuestran que el "Demandado" o alguien actuando en su nombre, ofreci en venta el nombre de dominio sinteplast.com a la "Demandante" por la suma de US$7.000.oo, aduciendo que la obtencin del nombre de dominio a travs de un litigio sera mucho ms onerosa. La primera de estas conversaciones, de acuerdo con las pruebas testimoniales rendidas ante Escribano Pblico, fue sostenida entre quien manifest ser un trabajador del "Demandado" y el señor SEBASTIÁN SARCEDA, empleado de la "Demandante", en el mes de febrero de 2000. En dicha comunicacin, el interlocutor del señor SARCEDA inquiri respecto a si la "Demandante" estaba interesada en adquirir el nombre de dominio, sin que este interrogante fuera contestado. Una semana despus, el señor SARCEDA recibi una llamada de la misma persona, ofreciendo en venta el nombre de dominio por la suma de US$7.000.oo., ofrecimiento al que se neg alegando que a la "Demandante" le asiste mejor derecho sobre el nombre de dominio. Posteriormente, a mediados del mes de marzo, el Ingeniero MIGUEL ANGEL RODRÍGUEZ, accionista de la sociedad "Demandante", recibi una llamada de quien afirm ser representante del "Demandado", insistiendo en la oferta de venta del nombre de dominio por la suma de US$7.000.oo, argumentando que resultara mucho ms oneroso acudir a un litigio.

Sobre este particular, el "Demandado" neg la existencia de conversacin telefnica alguna con la "Demandante", y agreg que fue la "Demandante" la que, por va electrnica, le ofreci la compra del nombre de dominio por la suma de US$9.000.oo, sin que dicha oferta fuera contestada. Sin embargo, no aport el "Demandado" medios de prueba que confirmaran lo dicho, como s lo hizo la "Demandante" ante el requerimiento del "Panel", a travs de los testimonios rendidos ante Escribano Pblico, que ya fueron analizados.

Por otra parte, afirma la "Demandante" que al indagar por primera vez sobre las razones que llevaron al "Demandado" para registrar el nombre de dominio sinteplast.com, fue informada de que ste se registr para una compaña que se encontraba desarrollando el sitio. Sin embargo, el nombre de dominio fue registrado directamente por el "Demandado", actuando en su propio nombre, sin que en alguna parte figurara la compaña para la que afirm haber registrado el dominio.

De igual forma, el "Panel" estima pertinente analizar el tema de la notoriedad con respecto a la marca SINTEPLAST, de la cual es titular la "Demandante" en varios pases. Al respecto, los antes mencionados tratadistas Luis Eduardo Bertone y Guillermo Cabanellas De las Cuevas, definen las marcas notorias como "las generalmente conocidas, en los crculos comerciales interesados de un pas." La importancia de las marcas notorias es que su proteccin se extiende ms all de la clase de productos o servicios que stas cobijan, incluso cuando dicha marca no est registrada en el pas en el que ocurre la infraccin. Para el "Panel" es claro que la proteccin de la marca notoria se predica incluso frente a nombres de dominio capaces de crear confusin en el pblico, al ser stos tambin signos a travs de los cuales se identifican productos o servicios.

Por otro lado, la notoriedad de una marca debe ser demostrada a travs de medios de prueba que evidencien su difusin y conocimiento en el mercado, sea por los compradores potenciales, cuando la marca se dirige slo a ellos, o por el pblico en general, cuando el conocimiento de la marca sea extenso. Estas pruebas debern estar dirigidas, principalmente, a demostrar la extensin del conocimiento de la marca entre el pblico consumidor como signo distintivo de los productos o servicios para los que fue otorgada; la intensidad y el mbito de difusin y de la publicidad o promocin de la marca; la antigüedad de la marca y su uso constante; el anlisis de produccin y mercadeo de los productos que distinguen la marca, entre otras evidencias que sean pertinentes a cada caso.

En consecuencia, para efectos de determinar si las marcas de propiedad de la "Demandante" son notorias, se analizan a continuacin algunas de las pruebas aportadas por dicha parte en el presente procedimiento administrativo:

∙ Acta de constitucin en la forma de sociedad annima, del 9 de septiembre de 1976.

∙ Inscripcin del acta de constitucin de la sociedad ante el Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Comercial de Registro, bajo el N 4657 del Libro 84 del Tomo "A" de Estatutos de Sociedades Annimas Nacionales, del 27 de diciembre de 1976.

∙ Certificados de registro, renovacin y solicitudes de renovacin de las marcas SINTEPLAST y CLUB DE PINTORES SINTEPLAST, en Argentina, Uruguay, Paraguay, Brasil y Bolivia.

∙ Copia autntica de la seccin Empresas y Protagonistas del diario Clarn, del da 16 de diciembre de 1994, en donde se public el artculo "SINTEPLAST 35 Años en la Produccin de Pinturas para Hogar y Obra e Industriales". En dicha publicacin, se resume la historia de la sociedad SINTEPLAST S.A. desde su creacin y su evolucin a partir de la produccin cuasi artesanal de pinturas hasta la produccin actual altamente tecnificada. De igual forma menciona que la "Demandante" ocupa el tercer lugar entre las fbricas de pinturas argentinas por cantidad de litros vendidos y resalta su actividad de servicios. Hace referencia a las exportaciones de la empresa a Latinoamrica y la instalacin de plantas industriales en pases distintos a Argentina.

∙ Material promocional de la "Demandante" referente a sus diversos productos, en los cuales se observa la expresin SINTEPLAST. Estos productos son comercializados tanto en Argentina como en los dems pases en los cuales la "Demandante" desarrolla sus actividades.

∙ Contrato de participacin en la exposicin Construshow 99 en la Repblica de Brasil.

∙ Contratos de participacin en las Ferias Construir de los años 1996, 1997 y 1998.

∙ Ejemplares de la revista "Generacin", editada por la "Demandante", y que se distribuye gratuitamente entre sus clientes.

∙ Ejemplares de la revista "Club de Pintores SINTEPLAST", editada y distribuida por la "Demandante" entre los profesionales de la pintura.

Del voluminoso acervo probatorio aportado por la "Demandante", el "Panel" encuentra probada la notoriedad de la marca SINTEPLAST, de la cual sta es titular, tanto entre los directos consumidores de sus productos y servicios, como entre el pblico en general.

En cuanto al tema de la competencia desleal, el artculo 10 bis del CONVENIO DE PARIS PARA LA PROTECCION DE LA PROPIEDAD INDUSTRIAL, del cual hace parte la Repblica Argentina, prohbe los actos de confusin en los siguientes trminos:

"En particular debern prohibirse:

"1) Cualquier acto capaz de crear confusin, por cualquier medio que sea, respecto del establecimiento, los productos o la actividad industrial y comercial."

Es claro para el "Panel" que la existencia del nombre de dominio sinteplast.com genera confusin con respecto a la marca de la "Demandante", ya que al ser sta conocida en varios pases, el usuario presume que puede acceder a la pgina web de la "Demandante" a travs del nivel superior de dominio genrico .COM, y al hacerlo se encuentra con la pgina del "Demandado" que nada tiene que ver con los productos y servicios identificados con la marca SINTEPLAST. Esta situacin ha generado para la "Demandante" la necesidad de hacer presencia en Internet a travs del nombre de dominio local www.sinteplast.com.ar, sin que le sea posible acceder al nivel superior por cuanto el "Demandado" ha registrado el nombre de dominio en este nivel, sin demostrar sus derechos o intereses legtimos.

En sus comunicaciones del 7 de septiembre de 2000, y 2 de octubre de 2000, el "Demandado" afirma que la finalidad del nombre de dominio del cual es titular no es comercial, y en consecuencia no puede derivarse de ste perjuicio para la "Demandante". Observa el "Panel" que el "Demandado" no aport ningn tipo de medio probatorio que sustentara dicha manifestacin, lo que implica que la presuncin de finalidad concurrencial, propia del derecho de competencia desleal no fue desvirtuada por el "Demandado". Acerca de esta presuncin, el doctrinante Jos Masager, señal lo siguiente:

"de otro lado, la presuncin de finalidad concurrencial se ha formulado sin restriccin alguna desde un punto de vista subjetivo y por tanto, vale tanto para los operadores econmicos profesionales, como para aquellos que intervienen en el mercado de forma espordica o para la satisfaccin de necesidades econmicas e individuales, as como vale tanto para los que desarrollan una actividad empresarial o profesional como para los que lleven a cabo actividades cientficas, deportivas, caritativas"

Por otro lado, el "Demandado" no ofreci ningn dato relativo a su profesin, las actividades culturales, sociales o profesionales que haya podido venir desempeñando hasta la fecha, ni ningn otro dato que permita valorar la credibilidad de sus manifestaciones sobre una finalidad no comercial o concurrencial.

Igualmente, afirm el "Demandado" que le asisten derechos legtimos para utilizar el nombre de dominio en conflicto, pues ste fue diseñado para proveer informacin sobre el campo textil asitico, dirigido a usuarios de Asia, Estados Unidos de Amrica y Europa. Agreg que no puede existir perjuicio a la "Demandante" dado que el contenido de la pgina www.sinteplast.com est en idiomas chino e ingls, y la temtica tratada no tiene absolutamente ninguna relacin con los productos y servicios de la "Demandante". As mismo, sostiene que antes de solicitar el registro del nombre de dominio, realiz una bsqueda marcaria ante la Oficina de Marcas y Patentes de Estados Unidos de Amrica, y encontr que la denominacin SINTEPLAST no se encontraba registrada.

Sobre estas argumentaciones del "Demandado", el "Panel" observa que no le asiste razn, pues no puede pretenderse que desaparezca la posibilidad de competencia desleal y, por ende, causacin de perjuicios a la "Demandante", por el hecho de que el contenido de la pgina web en estudio no se relaciones con las actividades de la "Demandante" y est en un idioma distinto al español, oficial de la Repblica Argentina. De igual forma, ninguna importancia tiene el hecho de que la "Demandante" no tenga registros marcarios en Estados Unidos de Amrica, pues basta con un nico registro en cualquier pas para poder ejercer los derechos conferidos por la marca, como es el de impedir la utilizacin no autorizada de la misma por terceros. Debe recordarse que el contenido de la Internet es global, y a la misma puede accederse desde cualquier lugar del mundo, sin que sea dable al usuario predecir el contenido de una pgina antes de acceder a ella. As, existe un claro riesgo de confusin y desviacin de la clientela de la "Demandante" ante la existencia de la pgina del "Demandado", independientemente del contenido de sta, pues el usuario cree acceder a la pgina de la "Demandante" al ingresar al dominio www.sinteplast.com, ms an teniendo en cuenta la notoriedad de la marca SINTEPLAST en el mercado argentino.

6.4 Registro de Mala Fe

Reitera el "Panel" que, de acuerdo con lo preceptuado en el artculo 4 literal a) de la "Poltica", as como de las diversas interpretaciones que del mismo se han realizado, ser necesario comprobar la existencia tanto del registro como del uso de mala fe por parte del "Demandado" para que sea viable el procedimiento administrativo. Estas dos circunstancias debern estar presentes, y de no existir una de ellas, no ser dable acceder a las pretensiones de la demanda.

De acuerdo con el artculo 4 literal b) de la "Poltica", existe mala fe en los siguientes casos:

"4. Procedimiento administrativo obligatorio.

"(...)

 

"b. Pruebas del registro y utilizacin de mala fe. A los fines del prrafo 4.a)iii), las circunstancias siguientes, entre otras, constituirn la prueba del registro y utilizacin de mala fe de un nombre de dominio, en caso de que el grupo de expertos constate que se hallan presentes:

"i) Circunstancias que indiquen que usted ha registrado o adquirido el nombre de dominio fundamentalmente con el fin de vender, alquilar o ceder de otra manera el registro del nombre de dominio al demandante que es el titular de la marca de productos o de servicios o a un competidor de ese demandante, por un valor cierto que supera los costos diversos documentados que estn relacionados directamente con el nombre de dominio; o

"ii) usted ha registrado el nombre de dominio a fin de impedir que el titular de la marca de productos o de servicios refleje la marca en un nombre de dominio correspondiente, siempre y cuando usted haya desarrollado una conducta de esa ndole; o

"iii) usted ha registrado el nombre de dominio fundamentalmente con el fin de perturbar la actividad comercial de un competidor; o

"iv) al utilizar el nombre de dominio, usted ha intentado de manera intencionada atraer, con nimo de lucro, usuarios de Internet a su sitio Web o a cualquier otro sitio en lnea, creando la posibilidad de que exista confusin con la marca del demandante en cuanto a la fuente, patrocinio, afiliacin o promocin de su sitio Web o de su sitio en lnea o de un producto o servicio que figure en su sitio Web o en su sitio en lnea."

En relacin con el artculo citado, es claro que bastar con que exista una de las circunstancias descritas, u otra que el "Panel" estime aplicable, para que se constituya prueba del registro o del uso de mala fe por parte del "Demandado".

Afirma la "Demandante" que el dominio sinteplast.com ha sido registrado y usado de mala fe, y que fue registrado por el "Demandado" con la nica y exclusiva intencin de apropiarse indebidamente del buen nombre de la "Demandante", en busca de su propio beneficio comercial. De igual forma, manifiesta que el "Demandado" ofreci en venta el nombre de dominio a la "Demandante" por un precio muy superior a al monto de los costos en que incurri para el registro, ofrecimiento que no fue aceptado.

La "Demandante" ha presentado pruebas testimoniales, rendidas ante Escribano Pblico competente para tales efectos, en las cuales los señores SEBASTIÁN SARCEDA, empleado de la "Demandante" y MIGUEL ÁNGEL RODRÍGUEZ, accionista de la misma, afirman haber recibido ofrecimientos por parte del "Demandado" o de alguien que actuaba en su nombre, vendiendo el nombre de dominio sinteplast.com por un precio de US$7.000.oo, alegando que la obtencin de ste a travs de un litigio sera mucho ms costosa para la "Demandante". Aunque la "Demandante" no accedi a estos ofrecimientos, por considerar que SINTEPLAST S.A. es la titular de los derechos legtimos sobre la marca, nombre corporativo y nombre comercial SINTEPLAST, el representante del "Demandado" continu contactando a la "Demandante" con el fin de averiguar si haban cambiado de parecer, y se decidan a comprar el nombre de dominio.

El "Demandado", por su parte, neg en sus dos escritos extemporneos haber ofrecido en venta el nombre de dominio en estudio, y afirm haber recibido una propuesta de compra, va e-mail, por parte de la "Demandante", sin que presentara medio de prueba alguno que corroborara tal manifestacin.

El "Panel", examinando las comunicaciones enviadas por el "Demandado", encuentra que aunque el "Demandado" aleg que slo tuvo conocimiento de la existencia de la "Demandante" y de los derechos que a sta le asisten sobre la marca SINTEPLAST, al momento de la notificacin de la iniciacin del presente procedimiento administrativo, no aport medios de prueba que sustentaran su manifestacin. Por su parte, la "Demandante" s present declaraciones juramentadas que comprueban la existencia de negociaciones previas a la iniciacin del procedimiento, en relacin con la transferencia del nombre de dominio, hecho que demuestra que el "Demandado" conoca de la existencia de la "Demandante" y sus derechos marcarios, y que no fue desvirtuado por el "Demandado" probatoriamente. De otro lado, la notoriedad de la marca SINTEPLAST, de la cual es titular la "Demandante", y que se declar probada en esta decisin, dotan a la marca de una especial proteccin, sin que sea dable al "Demandado" alegar el desconocimiento de la misma, cuando existen indicios graves dentro del presente procedimiento de que uno de sus domicilios es la Repblica Argentina.

El "Panel" considera que el "Demandado", al conocer las circunstancias de titularidad y uso de la marca ajena a la que es idntica el dominio, y registrarlo sin derechos ni intereses legtimos propios, ha incurrido en una conducta de mala fe. Por lo tanto, registrar como nombre de dominio una expresin confundible o idntica con una marca registrada impide que el titular marcario refleje la marca en el nombre de dominio correspondiente. Es importante aclarar que aunque la "Demandante" sea en la actualidad titular de nombres de dominio locales, no pierde por ese hecho su derecho a acceder al nombre de dominio de nivel superior, ms an cuando, como se ha analizado, la "Demandante" desarrolla su actividad comercial en diversos pases. Entonces, es claro que la conducta del "Demandado" menoscaba el derecho de la "Demandante" a utilizar su marca en internet a travs del dominio genrico ".COM".

De igual forma, no existe en el presente procedimiento prueba alguna de que el "Demandado" haya registrado el nombre de dominio con un fin distinto al de ofrecerlo en venta a la "Demandante" por un precio superior a los costos del registro. No logr el "Demandado" demostrar su inters legtimo en el campo textil asitico, ni su relacin con "SINGAPORE TEXTILE PLASTIC", en caso de que sta sea una organizacin o entidad jurdica.

El "Demandado" tampoco expres las razones por las cuales slo fue introducido contenido al sitio despus de la fecha de iniciacin del procedimiento administrativo, situacin que para el "Panel" es indicio de mala fe, y puede ser considerada como un intento de desvirtuar en forma engañosa las pruebas y pretensiones de la "Demandante".

Por otro lado, llama la atencin del "Panel" el hecho de que el "Demandado", tanto al proporcionar sus datos de identificacin al "Registrador", como al intervenir dentro del presente procedimiento, se ha negado a proveer su completa y real identidad. Es as como se observa en los resultados de la bsqueda en el WHO IS del "Registrador", aportada como prueba en la demanda, que el "Demandado" manifiesta llamarse PABLO PABLO, domiciliado en la ciudad de Miami, Estado de Florida, Estados Unidos de Amrica, y con una lnea telefnica correspondiente a una empresa de telefona mvil argentina, como fue manifestado y probado por la "Demandante". Sin embargo, obran en el expediente pruebas de que no fue posible entregar envos de correo al "Demandado" en la ciudad de Miami, y de que el titular de la lnea telefnica es PABLO SALVO, residenciado en la ciudad de Buenos Aires, Argentina.

En relacin con lo anterior, la doctrina ha aceptado como indicio de mala fe, proporcionar datos falsos de identificacin al "Registrador", que dificulten el contacto con el titular del nombre de dominio. Al respecto, lo autores estadounidenses Jerome Gilson y Anne Gilson LaLonde, sostienen que, de acuerdo con las normas contenidas en el "Anticybersquatting Consumer Protection Act (ACPA)", vigente en los Estados Unidos de Amrica, proporcionar al "Registrador" informacin sustancial falsa o engañosa para contactos, impidiendo intencionalmente la obtencin de datos precisos y correctos para estos fines, es indicio de mala fe. Agregan los autores que sta es una prctica comn en los "cyberpirates", con el fin de evitar ser detectados. El "Panel" considera que estas anotaciones pueden hacerse extensivas al caso en estudio.

De otra parte, encuentra el "Panel" que el "Demandado" nunca suscribi los documentos presentados dentro del presente procedimiento, ni indic su identidad completa. Estas actuaciones son consideradas por el "Panel" como indicio de mala fe en contra del "Demandado".

El "Demandado" tambin ha incurrido, si bien parcialmente, en la circunstancia de registro de mala fe de la "Poltica", en su artculo 4 literal b) numeral iii).

Aunque a todas luces, el "Demandado" no es un "competidor" de la "Demandante", ni consta dentro del procedimiento que la finalidad del registro haya sido "fundamentalmente" conseguir esa perturbacin, que suele hacerse en el contexto de una competencia desleal directa para aumentar la cuota propia de mercado, encuentra el "Panel" que en este caso la perturbacin se ha realizado para hostigar a la "Demandante" y conducirla a negociaciones sobre venta del dominio. De este modo, la correspondencia parcial de la conducta del "Demandado" con el mencionado artculo 4 literal b) numeral iii) de la "Poltica" queda probada, as como la circunstancia de impedir que la marca se refleje en el dominio, en un designio global dirigido directamente a forzar la compra del dominio.

Adems, la falta de uso del nombre de dominio sinteplast.com por parte del "Demandado", desde el momento mismo de su registro hasta la fecha de notificacin de la iniciacin del presente procedimiento administrativo, no slo pone de presente que dicho "Demandado" no lo requiere para el desarrollo de sus actividades, sino que confirma que el registro ha sido hecho manifiestamente con la intencin de impedirle al titular de la marca el uso de dicho dominio, logrando consolidar un poder de negociacin sobre aqul.

De otra parte, como se mencion en el punto 3. de esta decisin, el "Panel" requiri al "Demandado" el 22 de septiembre de 2000, para que allegara al procedimiento copia de algn documento de identificacin en el que constara su nacionalidad, ciudad y pas de nacimiento, sin que dicha solicitud fuera acatada por el "Demandado". Esta actitud del "Demandado" permite al "Panel" deducir las consecuencias que estime convenientes, que en el caso reiteran la evidencia de mala fe presente en el "Demandado". Lo anterior est en concordancia con el artculo 14, literal b) del "Reglamento", que dispone:

"14. Incumplimiento

"(...)

"b) Si una parte, sin que existan circunstancias excepcionales, incumple alguna disposicin o exigencia del presente Reglamento o alguna demanda del grupo de expertos, este ltimo sacar las conclusiones que considere apropiadas."

Por todo lo expuesto, el "Panel" determina que el nombre de dominio sinteplast.com ha sido registrado de mala fe.

6.5 Utilizacin de Mala Fe

Afirma la "Demandante" que el "Demandado" no ha utilizado en forma legtima el nombre de dominio sinteplast.com, siendo ste un nombre de dominio idntico a la marca SINTEPLAST, de la cual es titular aqulla.

Como ya fue explicado, ha sido probado por la "Demandante" y constatado por este "Panel" que el sitio web www.sinteplast.com no mostraba ningn contenido al momento de iniciacin del procedimiento administrativo, y slo presentaba las expresiones "COMING SOON" y "CONSTRUCTION". De igual forma, resultaba imposible deducir en ese momento cul sera el contenido futuro de la pgina, y tampoco se aclaraba al visitante que dicha pgina no tena relacin alguna con los productos o servicios de la "Demandante".

Despus de la iniciacin de este procedimiento, el "Demandado" modific el contenido de la pgina web, introduciendo en sta datos e imgenes relacionados con el campo textil asitico, as como la expresin "SINGAPORE TEXTILE PLASTIC", de la cual aduce el "Demandado" que proviene la expresin SINTEPLAST que hace parte del nombre de dominio del cual es titular. No obstante, en el cuerpo de la pgina an se anuncia que se encuentra "UNDER CONSTRUCTION", con evidentes errores ortogrficos, y el "Panel" constat que resulta imposible acceder a varios de los vnculos presentados en el sitio. La presencia de faltas ortogrficas y de redaccin en el cuerpo de la pgina indican al "Panel" que el idioma ingls no parece ser completamente conocido por quien la construy. De otro lado, no puede deducirse del contenido del sitio, qu clase de productos o servicios se ofrecen, o el motivo de existencia del mismo, sea ste comercial o no comercial. Tampoco es clara la relacin de la pgina web con MP GROUP, expresin que se anuncia al final de la pgina, ni con ITMA, a cuya pgina conduce el link http://www.itma-asia2001.com. Los dems links que aparecen en la pgina no pueden ser accedidos por el usuario. En trminos generales, el contenido actual de la pgina www.sinteplast.com es confuso y no permite conocer su finalidad ni su relacin con el campo textil asitico, o en especial, el de Singapur. Por el contrario, genera incertidumbre y demuestra haber sido construido con evidente falta de cuidado. El hecho de que la pgina an se encuentre en construccin, no es excusa para que la pgina muestre contenido contradictorio e incoherente, impidindose as encontrar probada la existencia de intereses legtimos en el "Demandado" o buena fe en el registro y uso del nombre de dominio.

Es pertinente traer a colacin la opinin del Panelista Unico, Roberto A. Bianchi, quien en la decisin del Panel Administrativo presentado ante el Centro de Arbitraje y Mediacin de la OMPI en el caso N D2000-0143, señal lo siguiente:

"Por otra parte, mantener meses despus del registro el sitio "en construccin" cuando el nombre de dominio es idntico o confundiblemente similar a la marca de vinos del demandante muy conocida en el pas demandado y provocando la posibilidad de confusin a los navegantes de la WEB que deseen conectarse con el sitio del demandante sin aclararles que su conexin no se ha hecho con un sitio del demandante- representa un uso evidente de la mala fe. En consecuencia, el "Panel" determina que el nombre de dominio raimat.com ha sido usado y se usa de mala fe por el demandado."

En efecto, el uso de mala fe no debe ser circunscrito a un obrar positivo, sino ampliado a una falta de uso. Es as, como es posible que dadas las circunstancias, la inactividad del demandado pueda llevar a considerar que se encuentra usando el nombre de dominio de mala fe. As fue reconocido por el Panel Administrativo en el caso N D2000-003, a propsito del registro del nombre de dominio TELSTRA.ORG. Adicionalmente, el artculo 4, literal b) de la "Poltica" reconoce expresamente que la enumeracin de las pruebas del registro y utilizacin de mala fe es de tipo enunciativo, por cuanto dispone: "las circunstancias siguientes, entre otras,..."

El "Panel" considera que en el caso en cuestin, la falta de uso del nombre de dominio sinteplast.com por parte del "Demandado", sin la debida justificacin por parte del mismo, pone de presente un uso de mala fe. Las circunstancias particulares del caso en estudio, que llevan al "Panel" a la anterior conclusin son las siguientes:

a) El "Demandante" ha demostrado que su marca SINTEPLAST, la cual es idntica al nombre de dominio sinteplast.com, ha sido objeto de extensa publicidad, por lo que es ampliamente conocida en Argentina y en otros pases latinoamericanos;

b) El "Demandado" no provey al "Panel" de prueba alguna que evidenciara siquiera sumariamente que actu o ha actuado de buena fe en el registro y en el uso del nombre de dominio en cuestin;

c) Reposan pruebas en el expediente del presente procedimiento, de que el "Demandado" conoce de la existencia de la marca SINTEPLAST y de la presencia que sta tiene en Internet.

d) La "Demandante" ha presentado pruebas de que el "Demandado" o alguien en su nombre le ofreci en venta el nombre de dominio por un monto superior a aqul constituido por el valor de su registro y de su mantenimiento, lo cual evidencia su nimo de lucro.

e) El "Demandado" no manifest el tipo de actividades a las que se dedica, por lo que resulta poco viable concebir alguna circunstancia en la que pudiese usar legtimamente el nombre de dominio sinteplast.com.

f) Las anteriores circunstancias ponen de presente que el eventual uso del nombre de dominio sinteplast.com por parte del "Demandado", sera ilegtimo, pudiendo constituir una violacin de las normas que regulan la competencia desleal y una usurpacin de los derechos de propiedad industrial de la "Demandante".

g) El "Demandado" incumpli con los trminos procesales dentro del presente procedimiento e incumpli con los deberes que le corresponden en virtud de la "Poltica" y el "Reglamento", situacin que configura un indicio en su contra de que todo lo manifestado por la "Demandante" es cierto.

Por todo lo expuesto, el "Panel" determina que la conducta omisiva en cuanto a la ausencia de uso del nombre de dominio sinteplast.com por parte del "Demandado", constituye una forma de uso de mala fe.

 

7. Decisin

El "Panel" ha determinado que el nombre de dominio sinteplast.com es idntico a la marca SINTEPLAST de la "Demandante". Asimismo, el "Panel" ha determinado que el "Demandado" carece de derechos e intereses legtimos respecto de dicho nombre de dominio. El "Panel" tambin ha determinado que el registro de dicho nombre de dominio por el "Demandado" ha sido efectuado de mala fe y que la falta de uso del nombre de dominio por parte de ste es una conducta que tiene una clara connotacin de mala fe.

Por todo ello y conforme a los artculos 4, numeral i) y 15 de la "Poltica" y el "Reglamento" respectivamente, el "Panel" resuelve ordenar que el registro del nombre de dominio sinteplast.com sea transferido a la "Demandante", la sociedad SINTEPLAST S.A.

 


 

Fernando Triana
Panelista Unico

19 de octubre de 2000

 

: http://www.internet-law.ru/intlaw/udrp/2000/d2000-0815.html

 

:

 


 

:


ArtStyle Group

!

, , .

, .