'  '













 'BugTraq:   '



Rambler's Top100



:

:


Centro de Arbitraje y Mediacin de la OMPI

 

DECISIN DEL PANEL ADMINISTRATIVO

Ediciones Plyades, S.A. v. A.B.M. “Grupo ABM”

Caso No. D2006-0094

 

1. Las Partes

La parte demandante es Ediciones Plyades, S.A., Madrid, Espaa (en adelante, la Demandante), representada por Saez Herrero Patentes y Marcas, S.L., Madrid, Espaa.

La parte demandada es A.B.M. “Grupo ABM” (en adelante, el Demandado), con domicilio en Barcelona, Espaa.

 

2. El Nombre de Dominio y el Registrador

La demanda tiene como objeto el nombre de dominio <quiz-total.com> (en adelante, el Nombre de Dominio).

La entidad registradora del Nombre de Dominio es Go Daddy Software, Inc. (en adelante, Go Daddy Software).

 

3. Iter Procedimental

La Demandante present su escrito de demanda (en adelante, la Demanda) ante el Centro de Arbitraje y Mediacin de la OMPI (en adelante, el Centro) el 20deenerode2006. El 20 de enero de 2006, el Centro envi a Go Daddy Software, por correo electrnico, una solicitud de verificacin registral en relacin con el Nombre de Dominio. El mismo da Go Daddy Software envi al Centro, por correo electrnico, su respuesta confirmando que el Demandado es la persona que figura como registrante del Nombre de Dominio, proporcionando a su vez los datos de contacto administrativo, tcnico y de facturacin.

El Centro verific que la Demanda cumpla los requisitos formales de la Poltica uniforme de solucin de controversias en materia de nombres de dominio (en adelante, la Poltica), el Reglamento de la Poltica uniforme de solucin de controversias en materia de nombres de dominio (en adelante, el Reglamento), y el Reglamento Adicional de la Poltica uniforme de solucin de controversias en materia de nombres de dominio (en adelante, el Reglamento Adicional).

De conformidad con los prrafos 2.a) y 4.a) del Reglamento, el Centro notific formalmente la Demanda al Demandado, dando comienzo al procedimiento el 9defebrero de 2006. De conformidad con el prrafo 5.a) del Reglamento, establecindose el 1 de marzo de 2006 como plazo lmite para contestar a la Demanda. El Demandado no contest a la Demanda. Por consiguiente, el Centro notific al Demandado su falta de personacin y ausencia de contestacin a la Demanda el 6demarzo de 2006.

El Centro nombr a D. Albert Agustinoy Guilayn como miembro nico del Grupo Administrativo de Expertos (en adelante, el Experto) el da 20 de marzo de 2006, recibiendo la Declaracin de Aceptacin y de Imparcialidad e Independencia, en conformidad con el prrafo 7 del Reglamento. El Experto considera que su nombramiento se ajusta a las normas del procedimiento.

El 27 de marzo de 2006, el Experto emiti una orden de procedimiento requiriendo a la Demandante la aportacin adicional de una serie de documentos acreditando determinados elementos indicados en la Demanda, siendo presentados dichos documentos por la Demandante el da 3 de abril de 2006. Como consecuencia de esta solicitud adicional de documentos, el Experto retras la fecha de entrega de su decisin al da 10 de abril de 2006.

 

4. Idioma del procedimiento

La Demandante present la Demanda en castellano, sin que el Demandado haya presentado ni expresado de ningn otro modo oposicin alguna en relacin con el uso de dicha lengua en el marco del presente procedimiento.

Habida cuenta de la mencionada falta de oposicin del Demandado y del hecho que ambas partes aparentemente residen en Espaa, este Experto considera que, de acuerdo con lo establecido en el prrafo 11.a) del Reglamento, el idioma del procedimiento debe ser el castellano.

 

5. Antecedentes de Hecho

5.1 La Demandante

La Demandante es una empresa espaola dedicada a la edicin y comercializacin de numerosas publicaciones de ocio y pasatiempos, actividad que ha venido desarrollando tanto a nivel espaol como internacional. Para el desarrollo de las mencionadas actividades la Demandante ha registrado ante la Oficina Espaola de Patentes y Marcas diversas marcas, entre las que cabe destacar las siguientes:

- Marca n 562.421 “QUIZ”, en vigor desde el 18 de mayo de 1968 y registrada en la clase 16 del Nomenclator Internacional

- Marca n 1.033.930 “QUIZ”, en vigor desde el 8 de abril de 1983 y registrada en la clase 35 del Nomenclator Internacional;

- Marca n 1.033.091 “QUIZ”, en vigor desde el 8 de abril de 1983 y registrada en la clase 38 del Nomenclator Internacional;

- Marca n 1.033.933 “QUIZ”, en vigor desde el 8 de abril de 1983 y registrada en la clase 42 del Nomenclator Internacional;

- Marca n 1.279.171 “QUIZ”, en vigor desde el 8 de abril de 1988 y registrada en la clase 16 del Nomenclator Internacional;

- Marca n 1.757.790 “QUIZ”, en vigor desde el 23 de abril de 1993 y registrada en la clase 38 del Nomenclator Internacional;

A solicitud del Experto, la Demandante ha acreditado documentalmente la promocin y uso intensivos de las mencionadas marcas, las cuales, en atencin a la documentacin presentada por la Demandante, pueden considerarse como notorias en el mercado de las publicaciones de ocio en Espaa.

La Demandante es asimismo titular, entre otros, de los nombres de dominio <quiz.es> y <quiztotal.com>, desde los cuales se puede acceder al sitio web corporativo de la Demandante, en el cual ofrece informacin corporativa as como un importante nmero de juegos y pasatiempos en formato electrnico. Cabe sealar igualmente que el ltimo de los mencionados nombres de dominio es titularidad de la Demandante como consecuencia de la decisin adoptada en el marco de la decisin al Caso OMPI N D2005-0505 Ediciones Plyades, SA v. A.B.M., en el marco del cual se enfrent precisamente al Demandado.

El 14 de diciembre de 2005, la Demandante remiti al Demandado un burofax instndole a suprimir de la pgina web vinculada al Nombre de Dominio cualquier referencia a las marcas “Quiz” de las que es titular, y a no utilizarlas ni en dicha pgina web ni en cualquier otro medio. El Demandado, no obstante, no contest a dicho requerimiento ni dej de utilizar el Nombre de Dominio en el sentido descrito ms adelante.

5.2. El Demandado y el Nombre de Dominio

El Demandado es aparentemente un ciudadano espaol con domicilio en Barcelona. Este Experto no ha obtenido mayor informacin directamente sobre el Demandado, al no haberse presentado en forma alguna en el presente procedimiento.

Ello no obstante, la Demandante ha puesto de manifiesto en su Demanda que el Demandado ya fue objeto de una demanda por su parte en el marco de la Poltica por el registro y uso del nombre de dominio <quiztotal.com>. En la correspondiente decisin se indica que el Demandado presta profesionalmente diversos servicios informticos, ofreciendo informacin sobre los mismos en su propio sitio web corporativo, ubicado en la direccin “http://www.grupabm.com”.

Habiendo visitado el Experto dicho sitio web, ha podido comprobar que en la seccin en la que se ofrece informacin sobre los productos informticos de Grupo ABM desarrollados por medio de programacin basada en lenguaje Visual Basic (ubicada en la direccin http://www.grupabm.com/index.asp?action=vb), se destaca la creacin y explotacin de un juego llamado “Quiztotal”, describindose del siguiente modo: “Nuevo juego interactivo del sector de los Autodefinidos y crucigramas, que est rompiendo barreras, pus (sic) con l, adems de poder jugar de manera interactiva y adictiva a todo tipo de crucigramas y cruzadas de todo tipo de sectores; motor, msica, informtica, genricas, .. adems puedes crearte tus propios crucigramas para subirlos al portal de internet, www.quiztotal.com desde donde podrs puntuar y establecerte dentro de las primeras posiciones del ranking, en un juego inicialmente slo compatible con XP o 2000, todavia (sic) en fase post-beta, pero que mucho dar de hablar, todo un reto que nos hemos marcado, para todo tipo de pblico.”

Dicha observacin se ve complementada con una noticia destacada en la pgina de arranque en la que, con fecha de 15 de octubre de 2004, se indica: “QUIZTOTAL BATE RECORDS - Despus de 1 ao aprox. desde su lanzamiento online, QUIZTOTAL ahora con la esperada versin 0,85, rompe en el sector de los crucigramas y juegos autodefinidos on/off line. Renovada la web, entra y descubre QuizTotal en www.quiztotal.com”.

El Nombre de Dominio fue registrado el 8 de julio de 2005, es decir, pocas semanas despus de que el Demandado perdiera la titularidad del nombre de dominio <quiztotal.com> como consecuencia de la decisin adoptada en el marco del procedimiento anteriormente mencionado.

En el momento de la presentacin de la Demanda el Nombre de Dominio se encontraba vinculado a un sitio web desde el cual se poda acceder electrnicamente a juegos y pasatiempos bajo la denominacin “Quiztotal” anteriormente indicada. No obstante, en el curso del presente procedimiento dicho sitio web ha sido desconectado, de modo que en el momento de dictarse la presente decisin el Nombre de Dominio se encuentra desvinculado de cualquier pgina web, resolviendo en una pgina web en la que nicamente se incluye el siguiente mensaje: “Bad request (Invalid Hostname)”.

No obstante, la Demandante indica en la Demanda que ha recibido numerosas quejas relativas al mal funcionamiento de un programa de software llamado Quiztotal versin 0.84, el cual ha sido desarrollado por el Demandado y se encontraba disponible en el sitio web originalmente asociado al Nombre de Dominio. Como consecuencia de ello, la Demandante se ha visto obligada a incluir un aviso en su propio sitio web corporativo indicando que no es la titular de dicho programa y que en ningn caso se hace responsable de cualquier incidencia derivada de su descarga y/o utilizacin.

 

6. Alegaciones de las Partes

A. Demandante

En la Demanda, afirma la Demandante:

- Que es titular de diversos registros de marcas espaolas basadas en la denominacin “QUIZ”, las cuales han adquirido una significativa notoriedad tanto en Espaa como internacionalmente, habindose convertido, por tanto, en su distintivo estrella;

- Que las marcas de las que es titular la Demandante son prcticamente idnticas al Nombre de Dominio, de modo que existe un riesgo cierto de confusin entre dichas marcas y el Nombre de Dominio, especialmente si se tiene en cuenta el hecho que las primeras se han convertido en notorias;

- Que el Demandado no ostenta derecho o inters legtimo alguno respecto al Nombre de Dominio, al no tener relacin alguna con la Demandante ni ser asociado por el pblico con el distintivo “Quiz”. De hecho, considera la Demandante que el registro del Nombre de Dominio por parte del Demandado ha obedecido exclusivamente a un intento de aprovecharse de su reputacin o intentar perjudicarle;

- Que el Nombre de Dominio ha sido registrado de mala fe por parte del Demandado ya que la Demandante es una conocida empresa que viene realizando a lo largo de numerosos aos un considerable esfuerzo publicitario para dar a conocer sus publicaciones y revistas de ocio y pasatiempos, as como por el hecho que ya haba sido demandado y condenado a la transferencia de otro nombre de dominio confusamente similar a las marcas de su titularidad con anterioridad al registro del Nombre de Dominio;

- Que el Nombre de Dominio ha sido utilizado de mala fe por el hecho que se ha vinculado a un sitio web desde el que los usuarios de Internet podan acceder a juegos y pasatiempos muy parecidos a los que viene comercializando la Demandante;

- Que la reiteracin en la conducta del Demandado consistente en el registro de nombres de dominio confusamente similares a las marcas de la Demandante agrava el grado de mala fe concurrente en el presente supuesto.

B. Demandado

El Demandado no contest a las alegaciones del Demandante, ni se ha personado en modo alguno al presente procedimiento.

 

6. Debate y conclusiones

De acuerdo con el prrafo 4(a) de la Poltica, la Demandante debe acreditar la concurrencia de las tres condiciones siguientes para que sus pretensiones sean estimadas:

- Acreditar el carcter idntico o confusamente similar del Nombre de Dominio respecto de las marcas de las que la Demandante es titular;

- Acreditar la ausencia de derechos o intereses legtimos por parte del Demandado respecto al Nombre de Dominio; y

- Acreditar que el Demandado ha registrado y utiliza el Nombre de Dominio de mala fe.

A continuacin se analizar la eventual concurrencia de cada uno de los mencionados elementos establecidos por la Poltica en relacin con el presente caso.

A. Identidad o similitud hasta el punto de causar confusin

De acuerdo con lo indicado en los “Antecedentes de Hecho” de la presente decisin, la Demandante es titular de diversas marcas ntegramente basadas en la denominacin “Quiz”, las cuales ha venido utilizando durante aos para el desarrollo de sus actividades empresariales. Si se compara el Nombre de Dominio con las mencionadas marcas, se puede comprobar que existen dos diferencias:

- Mientras las marcas de la Demandante se componen exclusivamente de la palabra “Quiz”, el Nombre de Dominio combina dicha denominacin con la palabra “Total”, separndose ambas por un guin;

- El Nombre de Dominio incluye el sufijo “.COM”.

Seguidamente se analizarn las citadas diferencias a efectos de determinar si las mismas son lo suficientemente relevantes como para considerar que existe o no un riesgo de confusin entre las marcas de la Demandante y el Nombre de Dominio.

De acuerdo con los criterios aplicados en decisiones precedentes (ver, por ejemplo, la decisin en el Caso OMPI N D2000-0102, Nokia Corporation c. Nokiagirls.com a.k.a. IBCC), debe considerarse que, para descartar una potencial confusin entre el Nombre de Dominio y las marcas de la Demandante, la combinacin de la palabra “total” y la denominacin “quiz” debera ser suficientemente distintiva por s misma para desvincular claramente al Nombre de Dominio de las marcas titularidad de la Demandante. Es decir, para considerar que no existe un riesgo de confusin entre las citadas marcas y el Nombre de Dominio, la composicin de ste debera descartar cualquier asociacin con las marcas “Quiz” titularidad de la Demandante.

En este sentido, en el presente caso se plantea la dificultad de que las palabras “Quiz” y “Total” tienen significacin genrica propia en lengua inglesa. En efecto, la combinacin de ambas palabras tendra pleno sentido en ingls, pudindose traducir dicha combinacin como “concurso total”. En este sentido, cabra plantear la consideracin que la combinacin de dos palabras genricas –dando lugar a una composicin con significado- en el marco de un dominio genrico de nivel superior (gTLD), como es el caso del Nombre de Dominio, no tendra porqu suponer automticamente para los usuarios de Internet –globalmente considerados- una potencial confusin con las marcas de la Demandante.

Ello no obstante, este Experto estima que en el presente caso debe considerarse que la inclusin de la palabra “Total” junto a la denominacin “Quiz” no constituye un elemento diferenciador suficientemente relevante entre el Nombre de Dominio y las marcas titularidad de la Demandante. Para llegar a esta conclusin cabe tener en cuenta los siguientes elementos:

- La evaluacin de la potencial confusin entre el Nombre de Dominio en el presente caso debe realizarse en el marco de la lengua castellana, al ser la lengua tanto de la Demandante como del Demandado, as como de las marcas afectadas. En este sentido, cabe recordar asimismo que los servicios de juegos y pasatiempos que ha venido ofreciendo el Demandado por medio del Nombre de Dominio se han dirigido de forma expresa al pblico espaol, factor que hace especialmente pertinente el uso de la lengua castellana para evaluar la eventual confusin entre el Nombre de Dominio y las marcas titularidad de la Demandante; y

- Tal y como se ha indicado en los “Antecedentes de Hecho” de la presente decisin, las marcas titularidad de la Demandante han adquirido una notoriedad lo suficientemente significativa como para tenerla en cuenta a efectos de evaluar la importancia de la denominacin “Quiz” en la composicin del Nombre de Dominio. En este sentido, parece claro que la adicin de una palabra genrica como “total” a una marca notoria no constituye un elemento suficientemente diferenciador, por lo que debe considerarse que el Nombre de Dominio es confusamente similar a las marcas “Quiz” titularidad de la Demandante. Esta interpretacin es plenamente consecuente con decisiones anteriormente adoptadas en el marco de la Poltica (ver, entre otras, las decisiones en el Caso OMPI N D2000-0580, Wal-Mart Stores, Inc. c. Kenneth E. Crews; Caso OMPI N D2000-0809, America Online Inc. c. Shenzhen JZT Computer Software Co. Ltd.; Caso OMPI N D2000-1695, America Online Inc. c. Kandl Co. Ltd.; Caso OMPI N D2001-1440, Viacom International Inc. c. Edwin Tan Caso OMPI N D2003-0275, Bayer Aktiengesellschaft c. Henrik Monssen; o Caso OMPI N D2005-0037, Aventis Pharma SA, Aventis Parma Aventis Pharma Deutschland GMBH c. Jonathan Valicenti).

Teniendo en cuenta lo dicho hasta el momento, este Experto considera que la adicin de la palabra “Total” a la denominacin “Quiz” en el Nombre de Dominio no evita un riesgo de confusin entre el mismo y las marcas titularidad de la Demandante.

Por otra parte, la segunda diferencia entre las marcas de la Demandante y el Nombre de Dominio es la inclusin en ste del sufijo “.COM”. Esta diferencia, no obstante, no debera considerarse relevante a los efectos de la presente decisin pues se deriva de la actual configuracin tcnica del sistema de nombres de dominio (DNS). As lo han considerado numerosas decisiones adoptadas en el marco de la Poltica (ver, por ejemplo, las decisiones en el Caso OMPI N D2000-0812, New York Life Insurance Company c. Arunesh C. Puthiyoth o en el Caso OMPI N D2003-0172, A & F Trademark, Abercrombie & Fitch Store, Inc., Abercrombie & Fitch Trading Co., Inc. c. Party Night Inc).

De este modo, este Experto considera que, a efectos de la Poltica, el Nombre de Dominio es confusamente similar a las marcas de las que la Demandante es titular y que, consiguientemente, en el presente caso concurre la primera de las condiciones previstas en el prrafo 4(a) de la Poltica.

B. Derechos o intereses legtimos

El prrafo 4(c) de la Poltica contempla tres supuestos en los que puede considerarse que el Demandado ostenta un derecho o inters legtimo sobre el Nombre de Dominio y que, por tanto, lo ha registrado y utiliza sin contravenir la Poltica.

En concreto tales supuestos son:

- Haber utilizado, con anterioridad a la recepcin de cualquier aviso de la controversia, el Nombre de Dominio o haber efectuado preparativos demostrables para su utilizacin en relacin con una oferta de buena fe de productos o servicios;

- Ser conocido corrientemente por la denominacin contenida en el Nombre de Dominio, an cuando no se hayan adquirido derechos de marcas de productos o servicios; o

- Haber hecho un uso legtimo y leal o no comercial del Nombre de Dominio, sin intencin de desviar a los usuarios de Internet de forma equvoca o de empaar el buen nombre de las marcas titularidad de la Demandante con nimo de lucro.

En el presente caso no parece concurrir circunstancia alguna de las anteriormente mencionadas ni cualquier otra que permitiera considerar la existencia de un derecho o un inters legtimo por parte del Demandado respecto al Nombre de Dominio. En este sentido, cabe tener en cuenta los siguientes elementos:

- El uso del Nombre de Dominio por parte del Demandado dista de poderse considerar como vinculado a una “oferta de buena fe de productos o servicios”. En efecto, difcilmente podra considerarse como legtima una actuacin como la del Demandado en el presente procedimiento, consistente en el registro de un nombre de dominio prcticamente idntico a otro previamente registrado, habiendo sido el Demandado condenado a su transferencia, por considerarse que dicho registro vulneraba los derechos de la Demandante. Esta impresin se confirma si, atendiendo a los textos relativos al juego Quiztotal incluidos en el sitio web corporativo del Demandado (http://www.grupabm.com), se constata que la actividad a la que el Demandado ha querido vincular el Nombre de Dominio es claramente competidora de las actividades de la Demandante, al tratarse de servicios de juegos y pasatiempos online dirigidos principalmente al pblico espaol.

- En ningn momento ni en forma alguna el Demandado ha aportado a este Experto documentacin acreditando ser conocido bajo la denominacin “Quiz-total”. Tal y como se ha indicado anteriormente, es obvio que cualquier adicin a la denominacin “Quiz” para ofrecer a usuarios espaoles de Internet servicios de juegos y pasatiempos constituira una obvia referencia a las marcas de la Demandante, teniendo en cuenta su notoriedad en el mencionado sector.

- Considerando todo lo indicado hasta el momento, y tal y como se analizar con ms detalle en la siguiente seccin de la presente decisin, este Experto considera obvio que el Demandado no ha hecho un uso legtimo y leal o no comercial del Nombre de Dominio.

Asimismo, la falta de personacin del Demandado en el presente procedimiento pone de relieve su manifiesto desinters en la defensa de sus derechos sobre el Nombre de Dominio. Por el contrario, la citada falta de personacin, sumada a las circunstancias anteriormente descritas, parecen confirmar la inexistencia en el presente caso de un derecho o inters legtimo por parte del Demandado sobre el Nombre de Dominio. As lo han considerado numerosas decisiones adoptadas en el marco de la Poltica respecto a supuestos idnticos al planteado en el presente procedimiento (ver, por ejemplo, las decisiones en el Caso OMPI N D2003-0401, Aventis Pharmaceuticals Products, Inc. c. Nejat; Caso OMPI N D2003-0465, Berlitz Investment Corp. c. Stefan Tinculescu; o Caso OMPI N D2003-0887, Miroglio S.p.A. c. Stanley Filoramo).

De este modo, este Experto considera que el Demandante ha probado que el Demandado no ostenta derechos o intereses legtimos sobre el Nombre de Dominio, cumplindose la segunda de las condiciones previstas en el prrafo 4(a) de la Poltica.

C. Registro y uso del nombre de dominio de mala fe

El ltimo de los elementos previstos por la Poltica es que el Demandado haya registrado y usado el Nombre de Dominio de mala fe. De este modo, y de acuerdo con lo establecido desde un primer momento por las decisiones adoptadas en el marco de la Poltica (ver, por ejemplo, Caso OMPI N D1999-0001, World Wrestling Federation Entertainment, Inc. c. Michael Bosman o Caso OMPI N D2000-0001, Robert Ellenbogen c. Mike Pearson) hay que considerar que esta exigencia se desdobla en dos condiciones cumulativas: probar la mala fe del Demandado tanto en el momento del registro del Nombre de Dominio como en su posterior utilizacin.

A continuacin se analizar la eventual concurrencia de los citados elementos de mala fe en el presente caso.

(i) Registro de mala fe del Nombre de Dominio por parte del Demandado

Tal y como se ha indicado anteriormente, este experto considera que el Demandado registr el Nombre de Dominio de mala fe. En este sentido, cabe apuntar los siguientes elementos:

- Las marcas “Quiz” han adquirido una significativa notoriedad en el sector de los juegos y pasatiempos en Espaa. De este modo, no cabe sino concluir que el Demandado, al registrar el Nombre de Dominio, no tan slo era consciente de la existencia de las mismas sino que adems pretenda servirse ilcitamente de las marcas titularidad de la Demandante para sus propios intereses (tal y como se analizar en relacin con el uso del Nombre de Dominio por el Demandado).

- La conclusin anteriormente apuntada no hace sino confirmarse si se tiene en cuenta que el Nombre de Dominio fue registrado poco tiempo despus de que el Demandado fuera condenado a transferir a favor de la Demandante un nombre de dominio prcticamente idntico al Nombre de Dominio. Dicha actuacin no deja lugar a dudas respecto a la mala fe del Demandado al registrar el Nombre de Dominio.

Teniendo en cuenta lo dicho, es obvio que el Demandado era plenamente consciente de que el registro del Nombre de Dominio constitua una lesin de los derechos de la Demandante. Como muestra de esta intencin cabe recordar que el Demandado ya advirti en su escrito de contestacin a la demanda en el procedimiento correspondiente al Caso OMPI N D2005-0505 Ediciones Plyades SA c Alejandro Barrada Martin (tal y como consta en la decisin) “que si se le despoja del dominio (en ese caso <quiztotal.com>) podra cambiar de nombre sin perder adeptos en 48/72 horas”. El registro del Nombre de Dominio parece plenamente congruente con la intencin indicada, quedando consecuentemente de manifiesto la mala fe de dicho registro.

(ii) Utilizacin de mala fe del Nombre de Dominio por parte del Demandado

Tal y como se ha indicado en los “Antecedentes de Hecho”, el Demandado ha utilizado el Nombre de Dominio hasta el momento de dos modos: en primer lugar y hasta poco despus de la presentacin de la Demanda el Nombre de Dominio ha estado asociado a un sitio web en el que se ofrecan juegos y entretenimientos. En segundo lugar, desde poco despus de la presentacin de la Demanda hasta el momento en que se dicta la presente decisin, el Demandado ha decidido desactivar dicho sitio web de modo que el Nombre de Dominio no se encuentra asociado a pgina web activa alguna.

Teniendo en cuenta lo indicado, una primera cuestin que debe resolverse es qu uso del Nombre de Dominio debe considerarse relevante a los efectos de la presente decisin. En este sentido, el hecho de que el sitio web vinculado al Nombre de Dominio haya sido desconectado en el transcurso del presente procedimiento no debe tener importancia en relacin con el anlisis a desarrollar en el marco de la presente decisin. En efecto, tal y como se ha establecido en decisiones precedentes (ver, por ejemplo, la decisin en el Caso OMPI N D2003-0887, Miroglio S.p.A. c. Stanley Filoramo) el uso a considerar es el correspondiente al periodo comprendido entre el registro del Nombre de Dominio y el momento de presentacin de la Demanda. Por tanto, el anlisis en el presente caso debe centrarse en el uso consistente en la vinculacin del Nombre de Dominio a un sitio web desde el que los usuarios de Internet podan acceder a los juegos y pasatiempos desarrollados por el Demandado.

En la opinin de este Experto, el uso descrito constituye una doble infraccin del prrafo 4(b) de la Poltica. En efecto, el uso consistente en la asociacin del Nombre de Dominio a un sitio web que ofreca juegos y pasatiempos muy similares a los de la Demandante suponen una infraccin de las siguientes disposiciones:

- Del epgrafe (iv) del prrafo 4(b) de la Poltica, el cual considera como un uso de mala fe del Nombre de Dominio con el objetivo “de manera intencionada [de] atraer con nimo de lucro, usuarios de Internet a su sitio web o a cualquier otro sitio en lnea, creando la posibilidad de que exista confusin con la marca del demandante en cuanto a la fuente, patrocinio, afiliacin o promocin de su sitio web o de su sitio en lnea o de un producto o servicio que figure en su sitio web o en su sitio en lnea”. Es evidente que en el presente caso, el Demandado se ha servido del Nombre de Dominio para atraer a usuarios de Internet a un sitio web de juegos y pasatiempos, confundindoles respecto a la titularidad de dicho sitio as como a la participacin de la Demandante en el mismo. Como prueba de dicha confusin cabe recordar que la Demandante ha recibido numerosas comunicaciones de usuarios de Internet protestando por el incorrecto funcionamiento del software desarrollado por el Demandado y utilizado en el sitio web vinculado al Nombre de Dominio. Cabe recordar que dicha confusin ha obligado a la Demandante a incluir en su sitio web corporativo un texto aclarando que ni el software referido ni el Nombre de Dominio estaban bajo su control. Actuaciones parecidas a la descrita han sido consideradas recurrentemente como un uso de mala fe en el sentido de la Poltica por numerosas decisiones. En este sentido, cabe citar las decisiones en el Caso OMPI N D2000-0587, Yahoo! Inc. Geocities c. Data Art Corp., Data Art Enterprises, Inc., Stony Brook / Investments, Global Net 2000, Inc., Powerclick, Inc. and Yahoo! Search, Inc.; Caso OMPI N D2001-1335, The Vanguard Group Inc c. Venta; Caso OMPI N D2004-0059, Baudville. c. Henry Chan; Caso OMPI N D2004-0168, Jardine Motors Group Holdings Limited c. Zung Fu Kuen; o Caso OMPI N D2005-0632, Anuntis, S.L. c. Idealista.com.

- Del epgrafe (ii) del prrafo 4(b) de la Poltica, el cual considera como prueba de mala fe en el uso del Nombre de Dominio el hecho de registrar y utilizarlo “fundamentalmente con el fin de perturbar la actividad comercial de un competidor”. Teniendo en cuenta las circunstancias aplicables a este caso, cabe concluir que la confusin existente respecto a la titularidad de los juegos y pasatiempos asociados al Nombre de Dominio ha perturbado la actividad de la Demandante en Internet. En efecto, numerosos usuarios de Internet han considerado incorrectamente que el mal funcionamiento del software incluido en el sitio web asociado al Nombre de Dominio era imputable a la Demandante. Este Experto considera que la errnea imputacin al Demandante del mal funcionamiento del sitio web vinculado al Nombre de Dominio ha tenido un injusto impacto sobre su reputacin y actividades. De este modo, debe concluirse que el uso del Nombre de Dominio en el sentido apuntado constituye otra infraccin de la Poltica, tal y como se ha considerado en numerosas decisiones adoptadas en el marco de la misma (ver, por ejemplo, las decisiones en el Caso OMPI N D2002-0711, Youbet.com, Inc. c. Grand Slam Company; Caso OMPI N D2002-0921, Aero Products Internacional, Inc. c. Mattress Liquidation Specialists; Caso OMPI N D2003-0346, Ticketmaster Corporation c. Woofer Smith; Caso OMPI N D2004-0282, Medtel Outcomes, LLC c. IT Health Track, Inc.; o Caso OMPI N D2004-0318, Global Esprit Inc. c. Living 4).

Por ltimo, cabe recordar que difcilmente en el presente caso el uso del Nombre de Dominio podra considerarse de buena fe cuando su registro obedeci a criterios tan claramente de mala fe. As lo han considerado numerosas decisiones adoptadas en el marco de la Poltica respecto a supuestos muy parecidos al planteado en el presente procedimiento (ver, por ejemplo, las decisiones en el Caso OMPI N D2000-0239, J. Garca Carrin, S.A. c. M Jos Cataln Frias; en el Caso OMPI N D2001-1183, Finca Vega Sicilia, S.A. c. Serafn Rodrguez Rodrguez; en el Caso OMPI N D2001-1196, Caja Laboral Popular, Coop. de Crdito c. Andoni Molina; o en el Caso OMPI N D2005-0505, Ediciones Plyades, S.A. c. A.B.M.).

Teniendo en cuenta todo lo indicado hasta el momento, no cabe sino concluir que la Demandante ha acreditado que el Demandado registr y ha utilizado de mala fe el Nombre de Dominio, cumplindose la tercera de las condiciones previstas en el prrafo 4(a) de la Poltica.

 

7. Decisin

Por las razones expuestas, en conformidad con los prrafos 4(i) de la Poltica y 15 del Reglamento, el Experto ordena que el nombre de dominio, <quiz-total.com> sea transferido a la Demandante.


Alberto Agustinoy Guilayn
Experto nico

Fecha: 10 de abril de 2006

 

: https://www.internet-law.ru/intlaw/udrp/2006/d2006-0094.html

 

:

 


 

:


ArtStyle Group

!

, , .

, .