'  '













 'BugTraq:   '



Rambler's Top100



:

:


 

Centro de Arbitraje y Mediacin de la OMPI

DECISIN DEL PANEL ADMINISTRATIVO

La Salera de Castelln S.L. v. Promopublic Grup S.L.

Caso No. D2007-0044

 

1. Las Partes

La Demandante es La Salera de Castelln S.L., con domicilio en Benicasim, Castelln, Espaa, representada por Bufet Almeida, Abogados Asociados, Espaa.

La Demandada es Promopublic Grup S.L., con domicilio en Almazora, Castelln, Espaa.

 

2. El Nombre de Dominio y el Registrador

La Demanda tiene como objeto el nombre de dominio <lasalera.com> (el Nombre de Dominio).

El registrador del citado nombre de dominio es DSTR Acquisition VII, LLC d/b/a Dotregistrar.com.

 

3. Iter Procedimental

La Demanda se present ante el Centro de Arbitraje y Mediacin de la OMPI (el ““Centro””) el 12deenerode2007. El 15deenerode2007 el Centro envi a DSTR Acquisition VII, LLC d/b/a Dotregistrar.com, va correo electrnico, una solicitud de verificacin registral en relacin con el Nombre de Dominio en cuestin. El15deenero de 2007 DSTR Acquisition VII, LLC d/b/a Dotregistrar.com envi al Centro, va correo electrnico, su respuesta confirmando que el Demandado es la persona que figura como registrante, proporcionando a su vez los datos de contacto administrativo, tcnico y de facturacin. En respuesta a dos notificaciones del Centro en el sentido que la Demanda era administrativamente deficiente, el Demandante present sendas modificaciones a la Demanda el 24 y el 31 de enero de 2007. El Centro verific que la Demanda junto con las modificaciones a la Demanda cumplan los requisitos formales de la Poltica uniforme de solucin de controversias en materia de nombres de dominio (la “Poltica”), el Reglamento de la Poltica uniforme de solucin de controversias en materia de nombres de dominio (el “Reglamento”), y el Reglamento Adicional de la Poltica uniforme de solucin de controversias en materia de nombres de dominio (el “Reglamento Adicional”).

De conformidad con los prrafos 2.a) y 4.a) del Reglamento, el Centro notific formalmente la Demanda a la Demandada, dando comienzo al procedimiento el5defebrerode2007. De conformidad con el prrafo 5.a) del Reglamento, el plazo para contestar la Demanda se fij para el 25defebrerode2007. La Demandada no contest a la Demanda. Por consiguiente, el Centro notific la Demandada su falta de personacin y ausencia de contestacin a la Demanda el 28defebrerode2007.

El Centro nombr a Antonia Ruiz Lpez como miembro nico del Grupo Administrativo de Expertos el da 7demarzode2007, recibiendo la Declaracin de Aceptacin y de Imparcialidad e Independencia, en conformidad con el prrafo 7 del Reglamento. El Experto considera que su nombramiento se ajusta a las normas del procedimiento.

La Demandante ha solicitado que el idioma del procedimiento sea el castellano (prrafoIX de la Demanda), por ser ambas partes de nacionalidad espaola. Se acepta la solicitud de la Demandante sin ninguna objecin, teniendo en cuenta adems que la Demandada no se ha personado en este procedimiento, por lo que no existe oposicin sobre este particular.

 

4. Antecedentes de Hecho

Los hechos relevantes y no controvertidos se resumen a continuacin:

- El Nombre de Dominio fue registrado el 28deenerode2005.

- La Demandante es LA SALERA DE CASTELLN S.L., con domicilio en Benicasim (provincia de Castelln). El Experto ha comprobado que consta en el Registro Mercantil como sociedad unipersonal, siendo su nico socio (y Administrador nico) Jess Roberto Borjabad Romero, que fue constituida el 14demarzode2005 y que su objeto social est relacionado con el sector de la informtica.

- La Demandante solicit el registro de la Marca espaola 2.653.886 LASALERA, para distinguir servicios de las clases 35 y 38 (en adelante la ““Marca””). Esta solicitud se present el 27demayode2005, es decir, con posterioridad al registro del Nombre de Dominio. La Oficina Espaola de Patentes y Marcas (OEPM), mediante resolucin de fecha 21deabrilde2006, deneg el registro de la Marca en la clase 35 y lo concedi en la clase 38. Consta asimismo en la Base de Datos de la OEPM la interposicin en plazo de un recurso contra la mencionada concesin en la clase 38, recurso que se encuentra actualmente pendiente de resolucin.

- La Demandada es tambin una Sociedad Limitada, PROMOPUBLIC GRUP S.L., con domicilio en Almazona (provincia de Castelln), siendo Administradores solidarios de la misma Adolfo Andreu Jovani y Ricardo Besnard Peris, todo ello segn consta inscrito en el Registro Mercantil.

- Ambas partes estn inmersas en varios procedimientos ante los Tribunales espaoles. Concretamente uno de ellos, en la jurisdiccin penal, se encuentra en fase de instruccin, segn manifiesta la Demandante.

- El Experto que suscribe ha podido comprobar que, consultando el sitio Web al que se accede con el Nombre de Dominio, ste se encuentra inactivo.

5. Alegaciones de las Partes

A. Demandante

La Demandante, en resumen, alega lo siguiente:

- El Nombre de Dominio resulta confundible con su marca registrada LASALERA con grfico (marca espaola n 2.653.886).

- La Demandada carece de derechos sobre la denominacin “lasalera” y, por tanto, sobre el Nombre de Dominio.

- El Nombre de Dominio est inactivo, de forma que no alberga ningn contenido relacionado directa o indirectamente con las actividades de la Demandada.

- Que es titular de los nombres de dominio <lasalera.es>, <lasalera.net> y <lasalera.info>.

- Los responsables de la empresa Demandada han realizado determinadas declaraciones en un procedimiento judicial que, segn la Demandante, supondran un reconocimiento implcito de su falta de inters legtimo.

- El dueo de la empresa Demandante, Jess Roberto Borjabad Romero, registr el Nombre de Dominio, dado que colaboraba con empresas del mismo grupo de la Demandada e incluso fue empleado de una empresa perteneciente a los mismos propietarios de la Demandada, habiendo surgido diferencias de criterio en esas relaciones que dieron lugar al cese de la colaboracin, por lo que la Demandada decidi “quedarse” con el Nombre de Dominio, a modo de represalia y cambi las claves de acceso al mismo, de modo que, desde entonces, le resulta imposible gestionarlo.

- El Sr. Borjabad solicit a la Demandada el traspaso del Nombre de Dominio, solicitud que no fue atendida.

- La Demandada no est usando el Nombre de Dominio, por lo que es de suponer que slo pretende impedir su uso a la Demandante.

- La Demandada conoca la existencia de la empresa del Demandante, por lo que todo indica que la apropiacin del Nombre de Dominio se ha realizado de mala fe y con nimo de perjudicarle, ante las desavenencias que, por otras cuestiones, existen entre las partes.

- La Demandante manifiesta asimismo que existen otros procedimientos en los que se ven inmersas ambas partes, aunque no afectan directamente al presente procedimiento y aade que las desavenencias han dado lugar a varios procesos judiciales que todava estn pendientes de resolucin definitiva, refirindose concretamente a un conflicto laboral y a otro en el mbito penal, por un presunto delito de revelacin de secretos, que se encuentra en fase de instruccin.

Por todo ello, solicita que le sea transferido el Nombre de Dominio.

B. Demandado

El Demandado no contest a las alegaciones del Demandante.

 

6. Debate y conclusiones

6.1. Reglas aplicables

El prrafo 15.a) del Reglamento encomienda al Panel la decisin de la Demanda sobre la base de:

- las manifestaciones y los documentos presentados por las partes,

- lo dispuesto en la Poltica y en el propio Reglamento, y

- de acuerdo con cualesquiera reglas y principios de derecho que el Panel considere aplicables.

Teniendo en cuenta la comn nacionalidad y domicilio espaoles de Demandante y Demandada, procede asimismo aplicar de forma subsidiaria las leyes y los principios del Derecho nacional espaol.

6.2 Falta de contestacin a la Demanda por parte de la Demandada

Es unnime la Doctrina del Centro en el sentido de que la falta de respuesta del demandado no supone automticamente la estimacin de la demanda. Es decir, la ausencia de respuesta del demandado no significa que el Experto ha de aceptar como verdaderos los hechos, alegaciones y pruebas en que el demandante apoye su demanda (entre otras: The Vanguard Group, Inc. v. Lorna Kang, D2002-1064; Berlitz Investment Corp.v. Stefan Tinculescu, D2003-0465; y Brooke Bollea, a.k.a. Brooke Hogan v. Robert McGowan, D2004-0383). Por ello y teniendo en cuenta lo establecido en el prrafo5.e) del Reglamento, a falta de respuesta del demandado, el Experto debe considerar las pretensiones del demandante, teniendo en cuenta las circunstancias del caso, y sacar las conclusiones que estime ajustadas a Derecho (entre otras: Deutsche Bank AG v. Diego-Arturo Bruckner, Caso OMPI ND2000-0277; Finca Vega Sicilia, S.A. v. Serafn Rodrguez Rodrguez, Caso OMPI ND2001-1183; Retevisin Mvil, S.A. v. Juan Jos Martin Cabero, Caso OMPI ND2001-1479; y Almadera S.L. v. Domingo Rodrguez Martnez, Caso OMPI ND2005-1130).

En consecuencia, en el presente caso el Experto decidir a partir de las alegaciones y pruebas aportadas por la Demandante y del resultado de sus propias verificaciones, valorando todas las circunstancias que le consten (entre otras: Banco Ro de la Plata S.A. v. Alejandro Razzotti, Caso OMPI N D2001-0173).

6.3. Examen de los presupuestos para la estimacin de la Demanda contenidos en el prrafo4.a) de la Poltica

Conforme al prrafo 4.a) de la Poltica, un nombre de dominio podr ser transferido slo cuando el Demandante haya probado la concurrencia de los siguientes requisitos:

(i) que el nombre de dominio registrado por el Demandado sea idntico, u ofrezca semejanza que produzca confusin con una marca de productos o servicios sobre la que el Demandante tenga derechos;

(ii) que el Demandado carezca de derecho o inters legtimo en relacin con el nombre de dominio; y

(iii) que el nombre de dominio haya sido registrado y usado de mala fe.

La citada norma aade que el Demandante deber probar que se cumplen tales requisitos.

A. Identidad o similitud hasta el punto de causar confusin

Tal y como se seala en el apartado 4 (Antecedentes de Hecho), el Nombre de Dominio es anterior a la solicitud de registro de la Marca. Adems, la Marca no est definitivamente concedida. Estos hechos, como luego se ver, pueden afectar a la determinacin de quin ostenta derechos o inters legtimo sobre el Nombre de Dominio, as como a la cuestin de la mala fe en su registro, sin embargo, no impiden el anlisis de este primer requisito (entre otras: Digital Vision, Ltd. v. Advanced Chemill Systems, D2001-0827; Iogen Corporation v. Iogen, D2003-0544).

El Experto considera fuera de toda duda que existe identidad entre la Marca y el Nombre de Dominio, ya que la partcula “com” carece de relevancia para la aplicacin de la Poltica, prrafo 4.a)i).

B. Derechos o intereses legtimos

El prrafo 4.c) de la Poltica contempla, de forma meramente enunciativa, no limitativa, tres supuestos en los que puede considerarse que la Demandada ostenta un derecho o inters legtimo sobre el nombre de dominio. Tales supuestos en concreto son:

- Ser conocido corrientemente (en calidad de particular, empresa u otra organizacin) por la denominacin contenida en el nombre de dominio, an cuando no se hayan adquirido derechos de marcas de productos o servicios; o

- Haber utilizado, con anterioridad a la recepcin de cualquier aviso de la controversia, el nombre de dominio o haber efectuado preparativos demostrables para su utilizacin, o haber utilizado un nombre correspondiente al nombre de dominio, en relacin con una oferta de buena fe de productos o servicios;

- Haber hecho un uso legtimo y leal o no comercial del nombre de dominio, sin intencin de desviar a los consumidores de manera equvoca o de empaar el buen nombre de la Marca titularidad de la Demandante con nimo de lucro.

En principio, parece que no concurre circunstancia alguna de las mencionadas en el prrafo 4.c) de la Poltica, pero s se dan otras circunstancias que hacen dudar de la total ausencia de derechos o inters legtimo por parte de la Demandada y a ellas nos vamos a referir a continuacin.

En el presente caso resulta fundamental la alegacin de la Demandante, en el sentido de que fue el propio Jess Roberto Borjabad Romero (nico socio de la Demandante y asimismo su administrador nico) quin se encarg de realizar el registro del Nombre de Dominio y que, precisamente, lo hizo a nombre de la Demandada, sin facilitar ninguna explicacin convincente o que realmente justifique por qu no lo hizo a su propio nombre.

La Marca s fue solicitada a nombre de la Demandante, aunque hemos de recordar que tal solicitud es posterior al registro del Nombre de Dominio. Adems, el registro de la Marca aun podra ser denegado como consecuencia del recurso interpuesto por un tercero, ante la OEPM. El Experto ha comprobado que la Sociedad que ha interpuesto este recurso es Desarrollo Comercial Urbano de Castelln S.A., y que basa su impugnacin en sus marcas “SALERA centro comercial” (nms. 2.486.377 y 2.486.378, del 28 de junio de 2002), muy anteriores al Nombre de Dominio en conflicto y, evidentemente, a la Marca de la Demandante. Teniendo en cuenta estos datos y las propias manifestaciones de la Demandante respecto a su antigua colaboracin con diversas empresas del grupo al que pertenece la Demandada, no se puede descartar la posibilidad de que esta Sociedad tenga algn vnculo con dichas sociedades, lo que podra justificar tanto la eleccin de la denominacin “lasalera” como Nombre de Dominio, es decir, una denominacin tan semejante a las marcas “SALERA centro comercial”, como la decisin de registrarlo a nombre de la Demandada.

Adems, la referida hiptesis se ve reforzada por el contenido del Anexo 6 de la Demanda. Este documento ha sido aportado por el Demandante, aunque con la intencin expresa de acreditar que ya haba solicitado a la Demandada, antes de iniciar el presente procedimiento, el traspaso del Nombre de Dominio. Sin embargo, en dicho documento se solicita tambin el traspaso de otros ocho nombres de dominio, entre los que se encuentran:

<centro-comercial-de-castellon.com>

<salera.info>

<centrocomercialsalera.com>

<saleracentrocomercial.com>

Es decir, nombres de dominio con denominaciones tan iguales o semejantes a las referidas marcas “SALERA centro comercial” y a la denominacin social “Desarrollo Comercial Urbano de Castelln” que han de tener alguna relacin con dicha Sociedad, titular de las referidas marcas, en las que se fundamenta el recurso que aun est pendiente de resolucin ante la OEPM. Todo ello de nuevo permite deducir que la referida sociedad, Desarrollo Comercial Urbano de Castelln S.A., podraestar vinculada de algn modo a la Demandada.

Por tanto, parece, cuanto menos, dudoso el derecho invocado por la Demandante sobre la denominacin “lasalera”.

Resulta ilustrativo hacer un repaso destacando las fechas relevantes. En efecto, la cronologa de los hechos probados y alegados por la Demandante confirma lo arriesgado que resulta asumir que el Demandante posee derechos suficientes para obtener la transferencia del nombre de dominio en disputa. A saber:

- En abril de 2003, el Sr. Borjabad empez a trabajar para Promo Public, Promociones y Publicaciones, S.L. (empresa del grupo al que pertenece la Demandada), siendo su categora profesional la de informtico. As consta, como hecho probado, en la sentencia del Juzgado de lo Social n 3 de Castelln, de fecha 17 de mayo de 2006 (Anexo 8 de la Demanda).

- El 28 de enero de 2005, el Sr. Borjabad registr el Nombre de Dominio, a nombre de la Demandada.

- El 14 de marzo de 2005, el Sr. Borjabad constituy la sociedad La Salera de Castelln, S.L. (Demandante en este procedimiento).

- Con fechas 9 de abril de 2005, 16 de mayo de 2005 y 19 de mayo de 2005, el Sr. Borjabad registr, a nombre de la Demandante (su propia sociedad) los nombres de dominio <lasalera.es>, <lasalera.net> y <lasalera.info>, respectivamente.

- El 27 de mayo de 2005, el Sr. Borjabad solicit el registro de la Marca, a nombre de la Demandante (su propia sociedad).

- El 29 de junio de 2005, es despedido el Sr. Borjabad de la referida empresa Demandada, lo que tambin aparece como hecho probado en la sentencia antes mencionada.

Obsrvese que las referidas actuaciones del Sr. Borjabad ocurren mientras estaba trabajando para una empresa que pertenece -segn l mismo afirma- al grupo de la Demandada. En la demanda tambin se ha acreditado que el Sr. Borjabad, por aquella misma poca, estuvo colaborando con otras empresas del mismo grupo empresarial.

La Demandante trata de justificar la falta de derechos o inters legtimo de la sociedad Demandada sobre el Nombre de Dominio haciendo referencia a determinada declaracin (Anexo 5 de la Demanda) realizada por don Ricardo Besnard Peris, integrante al 50% de dicha Sociedad, a raz del procedimiento penal en el que se hallan inmersas las partes (Diligencias previas 2942/2006, Juzgado de Instruccin n 1 de Castelln). Sin embargo, el estudio detenido del conjunto de las declaraciones contenidas en el mismo documento no permite al Experto compartir la afirmacin del Demandante. En efecto, el hecho de que el Sr. Besnard haya realizado dicha declaracin en determinado contexto no constituye prueba suficiente de la falta de derechos o inters legtimo sobre el Nombre de Dominio. Por el contrario, la lectura ntegra del documento hace dudar de que el procedimiento penal en que se han producido tales declaraciones no tenga ninguna relacin con el conflicto aqu planteado, como afirma el Demandante. En cualquier caso, dada la situacin en que se encuentra dicho procedimiento penal no parece prudente extraer ninguna conclusin del documento en cuestin.

Como conclusin y teniendo en cuenta que los procedimientos que an enfrentan a las Partes podran tener relacin directa con la cuestin que aqu se plantea, la Poltica no es el procedimiento apropiado para resolver el presente conflicto que envuelve una ponderacin de mejor derecho sobre el Nombre de Dominio.

Por todo lo anterior, el Experto considera que la Demandante no ha probado que la Demandada carece de derechos o intereses legtimos sobre el nombre de dominio

C. Registro y uso del nombre de dominio de mala fe

Aunque ya no resulte estrictamente necesario examinar el tercer elemento de la Poltica, el Experto considera conveniente dejar constancia de que la Demandante no ha aportado ninguna prueba de mala fe en el registro del Nombre de Dominio. Tampoco cabe apreciar esa mala fe por cualquier otro medio o circunstancia que conozca el Experto. Ms bien, la Demandante (el Sr. Borjabad), al reconocer que l mismo registr el Nombre de Dominio a nombre de la Demandada, est facilitando implcitamente la prueba de una total ausencia de mala fe por parte de dicha Demandada.

Por otra parte, aunque el Demandante afirma que la Demandada conoca la existencia de su empresa y de la Marca, lo cierto es que no aporta ninguna prueba que lo acredite y tampoco aporta prueba de que l mismo haya usado la denominacin “lasalera”antes de registrar el Nombre de Dominio; por el contrario, tanto la constitucin de su Sociedad (Demandante) como la solicitud de registro de la Marca y de los restantes nombres de dominios son posteriores.

La Doctrina del Centro viene considerando, de forma unnime, que, por lo general,no puede existir mala fe en el registro de un nombre de dominio cuando la marca es posterior. Por ejemplo, cabe citar: John Ode dba ODE and ODE – Optimum Digital Enterprises v. Intership Limited, D2001-0074; PrintForBusiness B.V. v. LBS Horticulture, D2001-1182; Iogen Corporation v. Iogen, D2003-0544.

En consecuencia, el Experto considera que tampoco se ha probado el tercer requisito de la Poltica.

La presente decisin se adopta en el limitado marco de estos procedimientos y no prejuzga las decisiones que eventualmente puedan adoptar los jueces competentes en procedimientos en los que se ofrezca y produzca todo tipo de prueba admisible, y con amplio debate, en cuanto a los derechos que, conforme a la legislacin aplicable, puedan o no tener las Partes (Millennium & Copthorne International Limited v. Allium Hotels S.L., Caso OMPI N D2006-1277).

 

7. Decisin

Por las razones expuestas, el Experto desestima la Demanda.


Antonia Ruiz Lpez
Experto nico

Fecha: 21 de marzo de 2007

 

: https://www.internet-law.ru/intlaw/udrp/2007/d2007-0044.html

 

:

 


 

:


ArtStyle Group

!

, , .

, .